4/7/18

UN ARCHIVO RESCATADO
ESCUELA NORMAL 
"DR. PEDRO IGNACIO DE CASTRO BARROS"
 LA RIOJA

RESUMEN HISTÓRICO  


La Escuela Normal nace en el mismo año en que se aprueba la primera ley de educación nacional, la célebre 1420, y coincide con la corriente positivista de pensamiento, la inspiradora de la Generación del 80. Fue creada sobre la base de la Escuela Superior de Niñas fundada en 1869.

Se planteaba una educación laica, motivo que dio lugar a enfrentamiento con el Vaticano y produjo mucha conmoción en nuestra provincia; también se incluiría el ingreso de todos los habitantes en particular de los hijos de inmigrantes. 

En 1884 el vicepresidente don Francisco Bernabé Madero y el Ministro Dr. Eduardo Wilde por Decreto del 28 de Febrero, ordenaba la creación de la Escuela Normal de Maestros de la Rioja, que en su Art. 1ª y 2ª establecía que los cursos debían empezar a funcionar el 1º de Marzo. 

El 29 de Febrero se firma otro decreto para la designación de personal para nivel Inicial como Directora y Profesora la Srta. Annett Emily Haven, como Vice a la Prof. Bernice Avery. Para la Escuela de Aplicación a las Señoritas María y Elvira Chueca las que se habían graduado en Catamarca. 

Desde el decreto de creación y designación del personal la Escuela Normal recién puede abrir sus puertas a la comunidad riojana el 12 de Agosto de 1884, ya que el Vaticano, por la inclusión de maestras no católicas hizo fuerte presión contra la apertura de este templo de la educación. 

La inauguración se dio en un marco de festejo donde concurrieron personalidades destacadas como el Gobernador Ocampo, los Ministros Dr. Gómez y Almonacid. Varias de las autoridades hicieron su alocución en ese histórico momento para la educación riojana pero es de destacar el Discurso del Dr. Manuel J. Pazos quien se refirió en brillante forma al rol de la mujer en la historia y a las nuevas perspectivas que se le ofrecían y a las cuales podían aspirar las mujeres. Dijo Pasos: “Y he aquí, ahora instruida, maestra de la Escuela, compartiendo con el hombre la tarea del Progreso. Para ellas no hay, de hoy en adelante, ni cerrojos en el templo de la sabiduría, ni sombras en el espíritu, ni aberraciones en las ciencias, ni infierno con fauces de dragones. La civilización le abre las puertas, la proclama como colaboradora necesaria en la obra de la regeneración social y ella entra con pasos airosos en las anchas rutas de las conquistas modernas”. Con este grandilocuente discurso se destacó el halago de nuestro género y las vicisitudes que se tuvo que sortear para que la escuela normal inicie su labor en La Rioja, de esa manera se dejó inaugurada la Escuela Normal de Mujeres el 12 de Agosto de 1884.

La decisión de las familias de Clodulfa Ozan, Celia Pelliza. Rosaura Vera y Leocadia de la Fuente de enviarlas a la escuela, es lo que garantizó que en La Rioja la escuela normal iniciara su camino. También aportaron al fortalecimiento de la tarea normal las cuarenta niñas que se anotaron en la Escuela de Aplicación. De esta manera y con mucho viento a favor en 1887 egresaron las primeras maestras normales que de inmediato cubrieron cargos en la Escuela de Aplicación. 

Desde sus inicios se destacaron docentes de la envergadura de Annette Haven, Desmidio Carreño, Antenor Jerez, Leopoldo Herrera, Francisco Sotomayor, entre varios otros. A pesar de ello la Directora Haven escribía misivas no muy halagüeñas debido a la falta de docentes y que había que apelar a buscarlos en otras provincias, por lo tanto las distancias y la burocracia entorpecían el normal dictado de clases. 
A tan solo cuatro años de su fundación, la Escuela Normal comenzó a dar promociones de maestras que se dispersaron por toda la provincia, combatiendo el analfabetismo.

Hacia 1887 y durante la segunda gobernación de Francisco Bustos se crea la Escuela Normal de Maestros, a la que se incorporaron muchos varones, cuyos docentes en su mayoría habían egresado de la Escuela Normal de Paraná. Más de una docena de promociones produjo el establecimiento hasta que los cursos se unieran con los del colegio, allí se graduaron maestros entre los años 1901 y 1903. Ese fue el último año en que hubo posibilidades de graduarse de maestro en La Rioja. En los próximos años los que querían estudiar esa carrera debían mudarse a Catamarca y esa situación se extendió durante tres lustros. Esto produjo éxodos en nutridas comitivas de alumnos que se dirigían a la vecina provincia, los que eran ayudados con una beca de $ 50 y duró hasta 1917 cuando la Escuela Normal se hizo mixta. 

Con respecto al lugar donde funcionaba la escuela desde sus inicios, quedaba frente a la plaza 25 de Mayo que era muy estrecha, pero el terremoto de 1894 que destruyó gran cantidad de construcciones en La Rioja también afectó a la escuela. Por esa razón, pasó a desarrollar sus actividades en la Casa del Ex Gobernador Francisco Vicente Bustos acondicionada para tal fin. En 1905 se puso la piedra fundamental en la manzana donde se construiría la nueva escuela y en 1912 abandonaron la vieja casona para ocupar el flamante edificio de la calle Pelagio B. Luna que formaba parte de las obras programadas por la nación con motivo del bicentenario. La piedra fundamental de este nuevo edificio, verdadero orgullo arquitectónico para la época, había sido colocada en 1904. En 1917, la Escuela Normal de Maestras abrió su puerta a los jóvenes y se convirtió en Escuela Normal Mixta.

La nómina de personalidades que egresaron de la Escuela Normal a lo largo de su trayectoria es interminable, todos ellos de una u otra manera forman parte de la historia provincial y nacional, como por ejemplo Rosarito Vera Peñaloza. En 1898 la señorita Vera Peñaloza funda el primer Jardín de Infantes de La Rioja, agregado a la Escuela Normal, pero con dirección propia.

Hacia los años ’30, la formación de maestros lograba una cantidad muy grande de egresados, lo cual llegó a saturar la necesidad que había de los mismos. La primera disposición para cambiar esa situación, fue agregarle un Anexo Comercial en el tuno tarde, que posteriormente dio origen a la Escuela Nacional de Comercio Nº 1 y la Escuela Nacional de Comercio Nº 2.

En 1941 se introdujo una reforma por la cual se suprimió el plan de cuatro años que era el vigente hasta ese momento. Se estableció a partir de ese año el ciclo común de tres años, y dos años más para el curso de maestros.

Durante la década de 1960, la escuela agregó cuatro secciones del Profesorado Secundario Especializado, poco tiempo después agregó el Profesorado Elemental, que vino a sustituir el título de Maestro Normal.

A partir de allí y durante varias décadas, abarcó todos los niveles de instrucción y alcanzó las más altas categorías de los establecimientos educativos provinciales, convirtiéndose en la Escuela Normal Superior de Profesorado. Entonces, durante las décadas del ’60 y ’70, comienzan a egresar docentes de los nuevos profesorados de Matemática, Física y Cosmografía, Geografía, Inglés, Historia, Educación Cívica, Castellano Literatura y Latín, además de los profesores de Enseñanza Primaria y Educación Pre Escolar.

Las últimas rectoras de esta prestigiosa institución educativa fueron Delia Bonetto de Agost Carreño (1984-1988) Mercedes Ofelia Pérez de Herrera (1988- 1991) Gilda Avila (1991-1993) María Agüero de Díaz (1993-1994) Raquel Busleiman de Bestani (1994-1996) Elvira Pereyra de Juri (1996 -2006) y Elba Molina de Torres (1996- 2006).

A partir de 1993, esta escuela, al igual que las Escuelas Normales de todo el país, pasan a depender de las jurisdicción provincial.

En 1986 se instituye el nombre de Prof. Albino Sánchez Barros a sus Profesorados de Enseñanza Media y en 1988 se separan definitivamente de la Escuela Normal en un proceso de independización nacional por el que pasan a llamarse Institutos Nacionales de Enseñanza Superior.

En Diciembre de 2006 por Decreto Provincial se independizan sus Profesorados de Educación Inicial y de Enseñanza de EGB 1 y 2. En febrero de 2008 de traslada el nivel secundario a su nuevo edificio sito en Avda. Rivadavia y Julio César Corzo. A partir de Diciembre de 2010 se produce el traslado del Profesorado de Educación Inicial al edificio ubicado frente a Plaza 9 de Julio.

En 2011 se cumplieron los 100 años de este edificio de la Escuela Normal, que fuera inaugurado en ocasión de las celebraciones del Primer Centenario de la Revolución de Mayo. Fue precisamente en mayo de 2011 cuando se terminan las actuales refacciones de este edificio, y se inaugura el actual Paseo Cultural Pedro Ignacio de Castro Barros. Sobre estas transformaciones hemos publicado notas anteriormente en este mismo espacio
(https://archivo104.blogspot.com/2010/07/patrimonio-arquitectonico-educativo.html, https://archivo104.blogspot.com/2010/07/patrimonio-shopping.html,
https://archivo104.blogspot.com/2010/07/incoherencias-en-la-rioja.html )

Este bella obra edilicia fue adaptada con el fin de contener salas para conciertos de música, conferencias, obras de teatro, exposiciones de pintura, presentaciones de libros, restaurant de comidas regionales y tres salas de cine 3D.

(- Datos extraido del libro “Cien Años de Luz” de José Agüero y Carlos Alberto Lanzilloto (1984)
- Síntesis y datos agregados: Lic. Pablo Esteban Gatica.)

Afortunadamente, hoy la Escuela Normal de la Rioja se encuentra dedicada a un Proyecto digno de elogio, en el marco del Programa Nacional de Archivos y Museos escolares. El pasado 15 de junio se hizo una presentación en la X Videoconferencia de Conservación organizada por la BNM, de la que pueden observarse las imágenes presentadas en el siguiente enlace:


Para nosotros resulta de sumo interés observar que los documentos son exactamente iguales a los que conservamos en nuestro Archivo, como es de esperar, y lamentamos que hayan sufrido el mismo tipo de daños biológicos y físico-químicos que nuestro patrimonio. Felicitamos a los actores que han intervenido adecuadamente en la recuperación y puesta en valor de la inapreciable documentación rescatada de la voracidad del tiempo y el descuido.

Fuentes: http://direcciondeextensionculturallr.blogspot.com/2012/06/resumen-historico-de-escuela-normal-dr.html
file:///C:/Users/usuario/Downloads/S1255_09PL.pdf

 Por Chalo Agnelli

A quienes olvidaron sus cimientos

Esta educadora nació en España. Se recibió de Maestra Normal en la localidad de Azul en el año 1907. Inició su carrera docente en abril de 1908, nombrada por el Honorable Consejo Nacional de Educación para desempeñar el puesto de maestra de grado en la Escuela Nicolás Avellaneda, Consejo Escolar N° 2º. En mayo del mismo año fue nombrada por la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires maestra de grado en la ciudad de Azul.

En marzo de 1909, fue destinada por la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires, al cargo de la dirección de la Escuela Nº 25 de la ciudad de Azul y el 3 de junio, del mismo año, el Ministerio de Instrucción Pública la nombró maestra de grado y profesora de Educación Doméstica y Labores de la Escuela Normal Mixta de 25 de Mayo. Es posible que esta experiencia en el normalismo le valió el siguiente nombramiento que la instaló en Quilmes.


QUILMES 

El 22 de enero de 1912, la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados solicita un aumento en la partida para la fundación de cuatro Escuelas Normales: en Quilmes, Lomas de Zamora, San Fernando y San Francisco, provincia de Córdoba. Por ley de Presupuesto de la Nación del año 1912, anexo E, inciso 11, ítem 34 se crea la Escuela Normal Nacional de Quilmes.

Crescencia López Olivero de Molina en la Escuela Normal 
entre sus colegas, la única con guardapolvo blanco, 
como símbolo de igualdad y humildad.

El 23 de abril de 1912, el Consejo Nacional de Educación por expediente 4380, letra "L" nombra al personal docente, entre los que se designa a la señora de Molina, Regente y profesora de Geografía, cuatro años después de iniciar tu carrera.Lo expuesto anteriormente es parte de su legajo que se preserva en el Archivo de la Escuela Normal de Quilmes "Silvia Manuela Gorleri". 

Sigue en dicho documentos su firma: Crescencia López Oliveros de Molina y una nota (aparentemente de puño y letra de la interesada): “Omisión – Durante una licencia que obtuve desde el 1 de Abril de 1910 al 1 de septiembre del mismo año, desempeñé un puesto de maestra de grado durante 1 mes y ½desde julio al 31 de agosto de 1910”. Continúa con su firma y un sello oval que dice: 'Escuela Normal Mixta Quilmes. Dirección'. 

Ejerció como profesora de pedagogía y didáctica y la primera regente del Departamento de Aplicación. En ocasión de tener que tomar otra licencia fue suplantada por la maestra Josefa Lombán de Casado hasta el 2 de mayo de 1938.

Crescencia junto a José Sosa del Valle 
y Juan Manuel Cotta a su izquierda. 
Bajo su abrigo asoma el gaurdapolvo.

TRAYECTORIA 

Crescencia López Oliveros de Molina fue autora de numerosos textos de carácter educativo, entre otros, en 1934, el referido a la enseñanza global. Fue cofundadora de la primera Universidad Femenina en Quilmes en la Biblioteca Pública Manuel Belgrano de Berazategui [1]. Solía dar conferencias didáctico-pedagógicas en el Ateneo de Quilmes, creado por un gru­po de estudiantes secundarios el 7 de agosto de 1935. Introdujo el uso del guardapolvo blanco y fue modelo en su uso, a manera de igualar las diferencias económicas de los alumnos e incluso por consideración hacia ellos, a diferencia de otras docentes que concurrían a sus funciones notoriamente peripuestas. [2]

Promoción de alumnos de la Escuela Normal. 
A la derecha la señora de Molina tomada del brazo
de Josefa Lombán de Casado junto al director Juan Manuel Cotta.

1932. Se hace cargo de la Escuela el Sr. Juan Manuel Cotta 
y se despide al Sr. Sosa del Valle, la tercera de la izquierda
 Crescencia López Oliveros de Molina


Aquí la vemos en el centro, sin guardapolvo entre el director José Sosa del Valle y el vicedirector Olivio Acosta. También se halla en foto el Maestro Cotta de modo que es una foto del retiro de Sosa del Valle, el director-fundador.


(1932) Tapa del periódico "El Plata": "Crescencia López Oliveros de Molina - Distinguida dama de nuestra sociedad que integra la dirección de la Escuela Normal habiendo cumplido recientemente sus bodas de plata con el magisterio." (la publicación omite la "S" final de su segundo apellido)- Foto "Art Finino Hnos. Especial para el Plata. 

EL SOL, Viernes 19 de noviembre de 1976



EVOCACIÓN DE UNA MAESTRA QUE FUE IDEAL DE DOCENCIA

Al acogerse a su retiro jubilatorio la profesora y regente de la Escuela Normal Mixta de Quilmes, doña Crescencia López de Molina, uno de sus alumnos tomaba de su cuaderno de clase una semblanza sobre su personalidad para hacerla pública desde estas mis­mas columnas.

Decía en ella inicial­mente: “Su dinamismo llena toda la Escuela. Y es comosi la Escuela, toda, estuviera llena del espíritu lúcido, bon­dadoso y ecuánime que supone el ejer­cicio de la enseñanza.

Hoy al brindarle nuestro adiós defi­nitivo a esta profesora, volvemos a ree­ditar esas líneas, no sólo porque sabe­mos que ellas resultaron gratas a su espíritu, sino porque también, se re­fleja en las mismas el cariño v la ad­miración que le profesaran y profesan cientos de alumno que en el curso de una larga actuación docente admira­ron tanto su sólida preparación como la magia y el brillo de su palabra. Pa­labra que a modo de influjo levitatorio elevaba al alumnado sobre el plano del simple conocimiento hasta niveles su­periores en los que la gracia, el inge­nio y la belleza parecían confundidas en armoniosa conjunción. Signo reve­lador, por otra parte, de aptitudes do­centes que permiten revestir los cono­cimientos librescos de valores humanís­ticos por la más rica revelación de los propios valores espirituales…

Esta unanimidad admirativa que acompañó sus tareas en el ámbito de la Escuela Normal de Quilmes, volvimos a comprobarla a nuestro paso por Azul, su ciudad natal. Allí en su Escuela Normal volvimos a reencontramos con la personalidad de esta querida profe­sora cuya actuación docente juvenil perduraba no sólo en una placa de bronce que en sala de profesores, aún envida de la señora de Molina, recordaba su labor, sino en las impresiones que recogimos de su personal di­rectivo: era la proverbial admiración que rodeó su actuación también aquí, en Quilmes.

Hoy queremos evocar su paso por el patio del Colegio cubierta con ese blanco guardapolvo que algunas vez exaltó como símbolo de nuestra escuela que en su ámbito, repugna las disparidades económicas y sociales; hallarla de nuevo en el aula enmarcando su agracia­do rostro con su blanca cabellera; verlo iluminarse en su amplia sonrisa que una única vez vimos se desdibujaba en mueca de dolor, en tanto su voz de metal inolvidable, se quebraba en llanto al despedirse de nuestra división, que culminaba sus estudios...

Hemos nombrado al Azul, ciudad de su juventud, en la cual conoció su es­poso y fundó hogar. Con esta evoca­ción queremos cerrar este confuso adiós que mutila gran parte de su persona­lidad al olvidar su obra escrita y su larga trayectoria profesional, pues en aquel lejano Azul podemos asociar su presencia y la de su esposo a la de nuestros familiares Un reencuentro en el gran hogar común cuyo rescoldo da vida y calor a nuestras almas.

Promoción 1938
Secretario de la Comisión de Amigos
formada en 1962, celebrándose el 50° aniversario de la Escuela



HUELLAS DE UN PASADO 

Tratemos de imaginar, desde el parco confort de que gozamos durante el ejercicio de nuestra docencia, las penurias que debieron vivir las y los docentes de aquellos tiempos, cuando la educación en la Argentina aún estaba en pleno desarrollo; cuando se creaban escuelas en lugares donde, muchas veces, no existía el agua corriente y había que recurrir a la bomba, donde, por lo general en las casas - y siempre en las escuelas -, existían esas casetas toscas llamadas letrinas; aulas sin electricidad y mucho menos calefacción; eran escasas las que tenían una rústica salamandra para templar el ambiente en las gélidas mañanas de invierno y, de todos modos, tampoco había dinero como para aprovisionarse del combustible necesario. Los trayectos en el campo y los pueblos se hacían por calles de tierra, lodosas tras las lluviosas jornadas bonaerenses y en verano humeantes a causa de la calina, que a veces se levantaba en frenéticas tolvaneras.

Y los largos - a veces inesperados - viajes de un punto a otro de la provincia, del país con nuevos destinos. Llegar y a buscar un alojamiento, medianamente digno, pues los sueldos no eran - igual que en la actualidad - los que merecían por tanta entrega y compromiso. Es verdad que el ferrocarril era el medio de locomoción más apto y seguro, pero no todos los docentes de la educación pública podían viajar en primera, menos en pullman. Era la época de las escuelas rancho, donde en verano era más benigno dar clases bajo un árbol frondoso que bajo la chapa candente, como cuenta Jorge Ábalos en "Shunko".

Sin embargo, cuánto olvido soterró estas vidas que dieron al país: presidentes de la Nación, gobernadores de provincias, legisladores, médicos como Favaloro y Milstein, ingenieros, jueces, físicos, escritores como Cortazar, Adela García Salaberry, Leopoldo Marecha, Alfonsina Storni, historiadores como José A. Craviotto, Juan Carlos Lombán, Norberto Galasso, músicos como Martha Argerich, artistas plásticos como Pío Collivadino, Aldo Severi, Manuel Oliveira, arquitectos como Alejandro Bustillo quien terminó sus estudios secundarios en el Instituto Politécnico Superior Otto Krause, etc., etc…

Pocos recuerdan, cuando están en el pináculo de sus vidas, con varios logros alcanzados, que una vez estuvieron en un aula iniciándose en la formación integral con un maestro, una maestra, un profesor, una profesora...


Compilación e investigación Prof. Chalo Agnelli
Colaboración Mora Camarero Deprati de Barati

FUENTES:
Archivo Histórico de la Escuela Normal de Quilmes "Silvia Manuela Gorleri" 
http://archivo104.blogspot.com
EXANQUI. "Historia para un centenario" Ed. Jarmat. Quilmes, 2012
Periódico "El Plata" 1932.
Biblioteca Popular Pedro Goyena

NOTAS
(1) Comentario del profesor Juan Carlos Lombán, ex alumno de la Normal.
(2) Ver en EL QUILMERO del viernes, 3 de diciembre de 2010, LA UNIVERSIDAD FEMENINA DE QUILMES Y LA UNIVERSIDAD POPULAR

12/6/18

X Videoconferencia de Conservación 
"Archivos en valor" 


Invitamos a participar de la X Videoconferencia de Conservación "Archivos en valor" en la que se presentarán actividades que nos llevarán a recuperar y poner en valor el patrimonio histórico educativo de nuestro país. 

La jornada se llevará a cabo a través del sistema de videoconferencia, en los auditorios de la Fundación O.S.D.E. ubicados en distintas localidades del país. 

Recordá que es con previa inscripción entrando al sitio: http://www.bnm.me.gov.ar/e…/X-videoconferencia-conservacion/

La entrada es libre y gratuita. 



Programa 

10:00 - 10:30 Una política pública para los archivos argentinos: el Sistema Nacional de Documentación Histórica (SNDH) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y el Congreso Provincial de Archivística de la Provincia de Buenos Aires
Lic. Graciela Perrone Directora Biblioteca Nacional de Maestros - Ministerio de Educación de la Nación. 

10:30 - 11:15 Archivos públicos en acción: un caso singular
Exposición de C. Alberto / Secretario Legal y Técnico de la Municipalidad de Quilmes - Marina Kienast / Coordinadora del Área Legal y Técnica. 

11:15 - 11:30 PAUSA 

11:30 - 12:15 10 acciones para conservar y gestionar los archivos
Exposición del equipo de trabajo del Archivo General de la Nación (AGN) 

12:15 - 13:00 Redes de archivos escolares jurisdiccionales en acción Presentación a cargo de las jurisdicciones de Chaco y La Rioja 

13:00 CIERRE Y ENTREGA DE CERTIFICADOS DE ASISTENCIA

Fuente: BNM

20/5/18

XVI Congreso Argentino de Archivística 
“Discurso y Modelo Conceptual de los Archivos. Los niveles ejecutivos” 

29, 30 y 31 de Agosto de 2018 
Santa Fe de la Vera Cruz - República Argentina 


PARTE DE PRENSA

Se encuentra abierta la inscripción para participar en el XVI Congreso Argentino de Archivística cuya temática principal “Discurso y Modelo Conceptual de los Archivos. Los niveles Ejecutivos” se desarrollará los días 29, 30 y 31 de Agosto de 2018, en la ciudad de Santa Fe.

Entidades Convocantes: FARA
Instituto Superior Nº 12 "Gastón Gori"

  

DESTINATARIOS

Archiveros, personal de archivos, responsables de archivos, registros y dependencias afines de entidades públicas y privadas, docentes, autores, investigadores, profesionales, estudiantes e interesados en general.



EJES TEMÁTICOS

* Archivos y ciudadanía cultural. El archivo en la era post custodial.

* El archivo como un recurso didáctico en las instituciones educativas y como método de investigación en las ciencias sociales.

* La concepción didáctica de la enseñanza archivística.

* El pensamiento creativo en la resolución de problemáticas organizacionales: Metodología procesal y normalización de la gestión documental. 

* Recomendaciones en Salud laboral. Programa de vigilancia de la salud de los trabajadores.

* Capacitación en contingencias y emergencias. Situaciones de desastres y catástrofes. Salvamento del patrimonio documental.

* Diagnóstico y evaluación del estado infraestructural de las instituciones archivísticas y de la documentación.

* El problema del déficit en el trabajo descriptivo frente al aumento enorme de la producción documental. Proyectos y trabajos en descripción colectiva.

* Experiencia y difusión en aplicación de normas ISO en los archivos y los documentos como proceso para estandarizar procedimientos y control sistemático y eficiente de los documentos.


COSTOS DE INSCRIPCIÓN

CATEGORÍAS
hasta 20 /07/18
21/7/18 y hasta el inicio del evento.
EXPOSITORES
$550.-
$650.-
ADHERENTES
$550.-
$650.-
ESTUDIANTES (debidamente acreditados) 

$300.-

$300.-
ACOMPAÑANTES 
$300.-
$300.-


Solicitamos: En primera instancia: a) la Adhesión, b) la difusión del evento en su jurisdicción territorial 

Los interesados en participar activamente en el XVI CAA podrán establecer comunicación a partir de la fecha, a efectos de ser incorporados en la Programación del mismo, dirigiéndose al correo: congresofara@gmail.com y a los teléfonos: 342- 4754282 y cel 342- 154722869.

REGLAMENTO

PARTICIPANTES: 

Se consideran participantes del Congreso, a todas las personas inscriptas que queden comprendido dentro de las siguientes categorías: 

a) -Ponentes: son aquellos que exponen una noticia, comunicación, conocimiento. 

b) -Invitados o expositores: Personalidades nacionales e internacionales de reconocida capacidad académica, u actividad archivística. 

c) -Adherentes: Son todos los participantes que no figuran en los dos ítems anteriores y que se inscriban al evento. 

d) -Organizadores: Comisión Científica Permanente, , Coordinadores de Eventos paralelos, y todas aquellas personas que colaboren en la realización del XVI C. A. A. expresamente designados por la Comisión Organizadora. 

e) -Estudiantes: que deberán acreditar su condición mediante certificado correspondiente 

f) - Acompañantes: de las anteriores categorías. 

ASIGNACIÓN DE TIEMPO PARA EXPOSICIONES: 

Los invitados y expositores tendrán un tiempo de 40 minutos máximo su exposición. 

El resto de ponentes tendrá un tiempo de 20 minutos para su presentación. 

PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 

1- Los títulos de los trabajos propuestos con sus respectivos resúmenes, se recepcionarán al 1 de junio de 2018. 

2- El trabajo completo deberá ser presentado antes del 27 de julio de 2018. 

3- Todos los trabajos presentados serán evaluados por la comisión Científica y clasificados dentro del eje temático al que referencie el autor. La decisión de dicha comisión es definitiva e inapelable. 

4- Se aceptarán: propuestas teóricas, experiencias, estudios de caso, y proyectos que signifiquen un aporte relevante para la problemática archivística planteada por la temática del Congreso. 

5- La notificación de la aceptación del trabajo, como asimismo la asignación del espacio en el programa, será enviada por correo electrónico al autor principal. 

6- El plazo para que los resúmenes estén incluidos dentro del CD divulgativo, vence el 27 de julio de 2018 

INSTRUCCIONES PARA LA PREPARACIÓN DE TRABAJOS: 

1- Resumen, formato y extensión: 

Los abstracts o resúmenes que se deben enviar al siguiente correo electrónico: congresogara@gmail.com, deberán tener una extensión máxima de doscientas (200) palabras. Deberán estar escritos en computadora, preferentemente en Word 2003 adelante, en hojas A4 de un solo lado del papel y a espacio uno y medio (1 ½). La fuente del trabajo deberá ser times new roman, tamaño doce (12). Estarán escritos en lengua original, lo mismo que las palabras clave. 

2- Portada 

Deberá contener en la portada los siguientes datos de identificación: 

- La leyenda Presentado al 

XVI CONGRESO ARGENTINO DE ARCHIVISTICA 

“Discurso y Modelo Conceptual de los Archivos. Los niveles Ejecutivos” 

29, 30 y 31 de Agosto de 2018, Santa Fe. 

Título del trabajo; 

- Nombre y apellido del/los ponente/s; autor/es institucionales; 

- Universidad, unidad académica o institución a la que pertenece; 

- Dirección, Código postal, ciudad, provincia, país; 

- Teléfono, celular; Correo electrónico del/los autor/es. 

3- Ponencias; formato y extensión: 

Las ponencias que se deben enviar al siguiente mails de contacto: congresofara@gmail.com, deberán ser escritas en computadora, preferentemente en Word 2003 adelante, para poder imprimir en hojas A4 de un solo lado del papel y a espacio uno y medio (1 ½). La fuente del trabajo deberá ser times new roman, tamaño doce (12). El documento deberá estar contenido en un solo archivo, con una extensión mínima de doce (12) hojas y no mayor de veinticinco (25). Las citas bibliográficas se detallaran de acuerdo a las normas APA para la referencia bibliográfica. 

AUTORES 

1- El o los autores autor efectivizan la postulación del trabajo, cumplimentando los requisitos de inscripción – completado de formulario y pago- y enviando a los correos electrónicos habilitados el resumen del mismo en tiempo y forma. 

2- Los montos abonados por los expositores no serán reintegrados. 

3- Los trabajos podrán ser de autoría individual o grupal; en este último caso se admitirá un máximo de tres autores. Se podrán presentar trabajos individuales de investigación o por equipos de investigación. 

4- Los trabajos, deben ser inéditos y no estar aprobados para su edición en ninguna otra publicación, ni haberse presentado en otro congreso, jornada, simposio, etc. 

5- La ayuda audiovisual de la ponencia puede estar en cualquier soporte digital, memoria U. S. B. o powerpoint y no debe durar más de 10 minutos. El ponente debe aclarar las especificaciones técnicas que necesita para su proyección. 

6- Aquellos ponentes que requieran una carta oficial de invitación al Congreso para sus autoridades y superiores, por favor solicitarla con tiempo, e incluir en la solicitud los datos pertinentes, escribiendo a congresofara@gmail.com

COMISIÓN CIENTÍFICA 

1- La Comisión se reserva el derecho de la evaluación y aceptación de los trabajos sin la necesidad de dar explicaciones y que cumplan con el presente reglamento. 

2- Serán aceptados y considerados como trabajo los Informes de Archivos Generales que se presenten bajo las características de ponencia. 

PUBLICACIÓN: 

8.1-Los autores ceden los derechos por esta única vez, al Congreso, para que éste publique de la manera más adecuada para los intereses del congreso, sin que por ello afecte o lesione a los derechos intelectuales y de autor, sea en mundoarchivistico.com o en cuadernos archivísticos. 

DE LAS INSCRIPCIONES 

1- Es obligatoriedad de todos los participantes en cualquier grado de participación, como requisito básico, llenar el formulario de inscripción y efectuando el pago correspondiente. 

2- Dicho pago se realizara a través de la cuenta bancaria: 

Caja de ahorros: Nro 4-304-0949928739-2 
CBU 2850304040094992873928 
Banco MACRO 
Titular: José Alberto Zamora 

Siendo el comprobante de depósito el único documento que acredite tal operación. El mismo deberá ser escaneado y enviado por mail a: congresofara@gmail.com y deberá ser presentado en Secretaría del Congreso al momento de acreditarse al evento. 

3- No se emitirá ninguna factura, ni recibo aparte. Debiendo ser suficiente el Certificado de Asistencia. 

4 Los diplomas y certificaciones se entregarán una vez finalizado el congreso. Por lo cual se recomienda a los asistentes, que gestionen sus pasajes de retorno con antelación, a fin de no alterar, por respeto a sus colegas, las exposiciones finales ni empañar los resultados del congreso. 

5 La Comisión Ejecutiva se reserva el derecho de resolver y/o dictaminar sobre cualquier cuestión no prevista en el presente reglamento, relacionada directa e indirectamente con la realización del X Congreso Argentino de Archivística, y/o emergente en la fase preparatoria, de desarrollo y posterior a la ejecución evento. 

Fuente: http://www.mundoarchivistico.com/?menu=noticias&id=2691 


9/5/18


Prof. Chalo Agnelli

Merecido y justo homenaje realizó la Asociación Amigos de las Artes a tres mujeres que a lo largo de sus vidas hicieron un considerable aporte a la educación y a la cultura quilmeña: Angélica Beatriz Lacunza, Susana Parody y Haydeé Trinca. El acto se realizó en el Salón de los Espejos de la Casa de la Cultura el sábado 5 de mayo de 2018.


De Angélica Beatriz Lacunza - ‘Biche’, como cariñosamente la apodaron desde pequeña sus familiares, amigos colegas y ex alumnos -, hemos dado sustancial racconto de su trayectoria en la docencia, desde su egresó en 1947, como maestra de la Escuela Normal Nacional Alte. G. Brown de Quilmes - institución en la que ejerció largos años - y licenciada en Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Buenos Aires, y como poeta la cualificamos en las páginas de ‘LAS LETRAS DEL QUILMERO’ del miércoles, 21 de febrero de 2016, “Angélica Beatriz Lacunza y la poesía en Quilmes” y del viernes, 16 de marzo de 2018, “Antología poética de Angélica Beatriz Lacunza”. Su vasta producción literaria alcanzó relieve internacional ya que su obra se estudia en la Universidad de Antioquía de Medellín, Colombia.

Haydeé Trinca de Eusebi es una eximia pianista, concertista y presidenta de la Fundación Filarmónica Quilmes. Su camino en la música y el sostenimiento de la Filarmónica fue firme y constante, además dejó una secuela calificada de jóvenes músicos, entre los que se encuentran sus hijos Luis y María de los Ángeles. [1]

Susana Parody, también egresada de la Escuela Normal de Quilmes en 1946; ex directora del High School (1982-1989), de significativa actuación desde 1952 en la Escuela de Artes Visuales Carlos Morel, donde ejerció como empleada administrativa ad-honorem, supernumeraria, accedió a la secretaría, a la regencia del área de plástica, a la vicedirección y la dirección; estuvo presente en circunstancias complejas del desarrollo de dicha escuela de artes, con un desempeño ejemplar; en 1985, se retiró de la gestión directiva para acceder a la jubilación, después de 33 años de labor.[2] La profesora Parody pertenece a una insigne familia de educadores. [3]


Quilmes ha dado extraordinarias y eficaces personalidades en todas las actividades humanas: la música en sus amplias manifestaciones, la plática, la literatura, el arte en general, la ciencia, en dinamizadores culturales, educadores, en la investigación historiográfica, la dramaturgia... estas tres nobles mujeres lo ponen en clara evidencia y son, en sí mismas, modelos del Capital Social de nuestro “gransudbonaerense”.



NOTAS

[1] Ver en EL QUILMERO DE LA INMIGRACIÓN del domingo, 4 de enero de 2015, LOS EUSEBI, HISTORIA DE DOS MIGRACIONES.
[2] Castellini, Lidia y Salvanescki, Julio D, “Apuntes para una historia de la Morel” Ed. Tiempo Sur. Quilmes, abril del 2000. Pág. 37.
[3] Ver en EL QUILMERO del miércoles, 23 de septiembre de 2009, ELENA RISSO DE LLULL, UNA MAESTRA FUNDADORA.

Fuente: El Quilmero, miércoles, 9 de mayo de 2018

2/5/18

JUANA PAULA MANSO (1819/1875) 
PATRICIA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA 
EN QUILMES (1866)
Por Chalo Agnelli/2016


“La historia de todo pueblo o comunidad, 
es la resultante de un proceso evolutivo 
que se puede llegar a percibir, cuando tenemos, 
a través del tiempo, una noción más o menos clara, 
de las transformaciones y cambios operados”
Mercedes Martínez Vázquez 


Recuperamos unos párrafos del libro “Quilmes a través de los años” del Dr. Craviotto [1] donde destaca la figura de la polifacética educadora Juana Paula Manso el 150° aniversario de su paso por Quilmes y las secuelas de este acontecimiento.

A fines de noviembre de 1866, visitó Quilmes y sus dos escue­las [2] la inspectora y colaboradora de Sarmiento Juana Paula Manso, que llevaba el progreso a su paso. Con normas muy modernas, dejó de ser una inspectora terror de las maestras, así decía Sarmiento, para convertirse en una verdadera asesora y co­laboradora de las docentes. En Anales de la Educación Común (Revista de Educación) fundada por Sarmiento, [3] sobre todo en los cuatro números del año 1867, hay mucho material y an­tecedentes. Fue enemiga declarada de ciertas escuelas, que, ante la necesidad de enseñanza, habían instalado algunas personas, no ya sin títulos habilitantes, sino sin los más ele­mentales conocimientos, pero con muchas influencias. Así, en localidades cercanas a Quilmes, debió clausurar dos escuelas dirigidas, una, por una señora que no sabía leer ni escribir, a quien ayudaba en la tarea su hija de once años; otra, por una señora que ante la necesidad de mantener su hogar y con la base de su hija que habla cursado hasta tercer grado, había instalado escuela. Este tipo de docencia particular no pudo ser encaminado sino hasta la sanción de la ley de educación común. [4] 

Entre los conceptos que Jua­na Manso leyó en Quilmes, se encuentran los siguientes:

"La colonia no pensaba en escuelas, ni pensamos nosotros tampoco, porque eso que llamamos escuela, está lejos, pero muy lejos de parecerse a la escuela moderna, que tiene por misión educar al Soberano, que entre nosotros es el pueblo. Hemos hablado mucho y hemos hecho muy poco. Sin embargo, esos males tienen remedio fácil y seguro. La educación común, aplicada en todos los municipios de la cam­paña, haría en breves años desaparecer la diferencia tan sensible hoy, de ilustrados e ignorantes y los conocimien­tos adquiridos en la Escuela, mejorando la condición moral e intelectual de las masas, les abriría las sendas de la in­dustria propia, aplicada a las mejoras de las condiciones usuales de vida”.


Pidió la colaboración del vecindario: "Un municipio es una reunión de familias, por consecuencia, pesa sobre esos padres y madres la responsabilidad del des­tino de sus hijos" y estimuló la organización de comisiones vecinales. Y formuló un vaticinio: "estamos en Quilmes, a poca distancia del pueblo de la Ensenada y su puerto, que ya no puede soportar por más tiempo que nuestra pereza tradicional la deje inoficiosa en inútil, cuando ella ansia por población mercantil, por muelle y ferrocarril, que en diez o veinte años la hagan una gran ciudad comercial; para ello, em­prender la educación de todos los niños del partido, cons­truyendo nuevos edificios para escuelas, estableciendo es­cuelas agrícolas que prevengan las necesidades del porvenir.”

Recuerda que en las escuelas de esa época: [5] "ni el corazón ni la mente se cultivan. A esta clase de escuelas no se re­fería Rivadavia, sino a la escuela dignificada, a la es­cuela que forma el corazón del niño; modela el carácter na­cional, abre las puertas de la ciencia, eleva la mente. La Escuela Común, costeada por todos para todos, sin dis­tinciones odiosas" (textual)

En su charla, en su lectura, como las llamaba, que tuvo lugar en la escuela de varones, pidió la colaboración del vecindario y trató de fomentar la instrucción pública, así como preparó las bases para establecer una biblioteca mu­nicipal. Desde los Estados Unidos, Sarmiento la felicitó por su charla y por la noticia de haber conversado aquí en Quilmes con el doctor José Antonio Wilde acerca del "Silabario Argen­tino", libro de lectura para la escuela primaria del que era autor nuestro médico.

UNA MUJER DE IDEAS

Juana Paula Manso fue pensadora, escritora, traductora, periodista, maestra y precursora del feminismo en Argentina, Uruguay y Brasil. 

Fue una mujer de férreas convicciones. No estaba dispuesta al apoltronamiento en que permanecían sus congéneres de las clases medias y más acomodadas, encerradas en los aposentos de una vida holgada y en los de la mera procreación, sin destino propio, sino el que les signaban los varones de sus familias - salvo las que poseían grandes fortunas como María Sánchez de Velasco y Trillo de Mendeville (ex viuda de Thompson), 'Mariquita' (1786-1868) -; mujeres supeditadas a designios ajenos. Ella era curiosa, estudió, supo escuchar, reflexionar y razonar; se trataba con hombres de los que sacaría réditos intelectuales más que económicos, en contradicción con otras recurrían a los 'buenos partidos'. 

Nació el 26 de junio de 1819, fueron sus padres José María Manso, inmigrante andaluz, ingeniero y agrimensor y Teodora Cuenca, porteña, emparentada con Guadalupe Cuenca, esposa de Mariano Moreno. Su padre que había llegado al país en 1799, era partidario del gobierno unitario de Bernardino Rivadavia.

MONTEVIDEO 

En 1839, Juana Manso, con 20 años, emigra a Montevideo, donde, en 1841, en dos habitaciones de su casa funda el 'Ateneo de Señoritas'. Su idea era que la educación era la clave de la emancipación. Escribió: “Vosotros, ricos, ¿por qué no las educáis ilustradas, en vez de criarla para el goce brutal? Y vosotros, pobres ¿por qué le cerráis torpemente la vereda de la industria y el trabajo, y la colocáis entre la alternativa de la prostitución y la miseria?”. 

BRASIL Y EL PERIODISMO 

Nuevamente debió emigrar al Brasil, donde entre 1852 y 1854, dirigió "O Journal das Senhoras", el primer periódico de Latinoamérica destinado al público femenino. En 1854, fundó, en Buenos Aires, 'Álbum de Señoritas', muy similar a su contrapartida brasileña. En ambos, la temática se centraba en la literatura, el teatro y reflexiones sobre la condición de la mujer. 

Fue en Brasil que comenzó a tratar a Francisco de Saá Noronha, un violinista portugués del que se enamoró y con quien se casó a los tres meses de conocerse.

ESTADOS UNIDOS 

Viajaron a Filadelfia, Estados Unidos, donde tuvo la primer hija, Eulalia. La gira de su marido fue un fracaso. Este puso sus frustraciones en su brillante mujer y la sometía cotidianamente a malos tratos. Mientras Noronha malgastaba el poco dinero ahorrado, Juana volvió a la escritura.

CUBA

Vivieron en Cuba durante un corto período, pero suficiente para enamorarse de la maravilla de su paisaje y de la pasión de su gente por la vida. Llegó a creer que ese era su lugar en el mundo, sin embargo, hacia 1848, regresaron al Brasil, en el trayecto nació Herminia, su segunda hija. Poco tiempo después, él la abandonará y partirá a Portugal con otra mujer, dejándola sin posibilidades económicas ni para ella ni para su progenie; quedó totalmente sin recursos, pero esto no la amilanó y puso en escena las obras teatrales que había escritojunto a su esposo: "La Familia Morel", "A Saloia", "A Esmeralda" y "Rosas",obteniendo gran éxito en Brasil. Las ganancias obtenidas y tras el fallecimiento de su padre resuelve volver a Buenos Aires.


OBRA LITERARIA 

Escribió el primer compendio de historia argentina, es autora de novelas históricas donde denunciaba la situación de los más postergados de la época: la infancia y las mujeres; exigía la libertad religiosa, el matrimonio civil y la protección para los pueblos originarios. Esos fueron sus objetivos de reivindicación, la toma de conciencia.

Fue poeta, pero no puso en ello mucha pasión ni continuidad, sus poesías se publicaron con seudónimo, en los diarios 'El Nacional' y 'El Constitucional'. En 1843, publicó las poesías “Una Tumba” y “Una lágrima para ella”, y un manual para la "Educación inicial de niñas". 

En Brasil había presentado un conjunto de coplas y análisis filosóficos que tituló: “Fragmento sobre una momia egipcia que se halla en Río de Janeiro”. 

En su novela "La familia del comendador" se explica su postura contra la esclavitud. 

En 1852, había publicado la novela "Los misterios del Plata", donde denunciaba las persecuciones del gobierno Federal. 

En 1862, redactó el "Compendio de historia de las Provincias Unidas del Río de la Plata", un manual para difundir en las escuelas. 

Durante 1864, escribió en la sección a su cargo titulada “Mujeres Ilustres de la América del Sud” en la publicación "La Flor del Aire". Siguió el drama teatral"La Revolución de Mayo de 1810", y el relato "Margarita", en donde refleja la hipocresía de las relaciones de pareja en el siglo XIX. 

Se destacó como gran oradora; en reuniones callejeras con una voz tonante denunciaba las opresiones de la época, pero no faltaron las ocasiones que la agredían con piedras y gritos y apostrofándola, “Juana la loca”.

 

LA FUNCIÓN PÚBLICA

Según cuenta Felipe Pigna en un artículo publicado en la revista Viva, Manso conoce a Domingo Faustino Sarmiento en 1859, gracias al escritor José Mármol, quien se lo presenta y el sanjuanino la promueve como directora de la Escuela Normal Mixta Nº 1, en el barrio de Monserrat. 

Juana en 1867, atraída por los postulados sobre la educación de Sarmiento, colabora activamente en la campaña para su elección a la presidencia. 

Será después, en 1868, con la llegada de Sarmiento a la primera magistratura, que ella amplía su actividad pública. Promueve la fundación de bibliotecas, distribuye 'Los Anales'. En 1869, se convirtió en la primera mujer en integrar, como vocal, el Departamento de Escuelas, y dos años después, Nicolás Avellaneda la incorpora en la Comisión Nacional de Escuelas. Sus principales contrincantes fueron las señoras de la Sociedad de Beneficencia, a pesar de que ella había estudiado en la Escuela de Monserrat fundada por aquella Institución. 

SUS ÚLTIMOS AÑOS 

Hasta sus últimos días siguió enseñando a leer y a escribir a los niños y a mujeres analfabetas. Abjuró de la iglesia católica e ingresó al culto anglicano. Antes de morir, le pidieron que renegase de su fe para poder ser enterrada en el cementerio local que sólo admitía a católicos, pero no lo hizo. Murió a los 55 años, el 24 de abril de 1875, en condiciones muy humildes. Sus restos fueron exhumados en el cementerio inglés, con la siguiente leyenda:

“Aquí yace una argentina que, en medio de la noche de la indiferencia que envolvía a la patria, prefirió ser enterrada entre extranjeros antes que profanar el santuario de su conciencia”.

En 1915, fueron trasladada al Panteón del Magisterio, en el cementerio de la Chacarita.


DIJO JUANA

“Quiero probar que la inteligencia de la mujer, lejos de ser un absurdo o un defecto, un crimen o un desatino, es su mejor adorno, es la verdadera fuente de su virtud y de la felicidad doméstica. La sociedad es el hombre: él solo ha escrito las leyes de los pueblos, sus códigos; por consiguiente, ha reservado toda la supremacía para sí; el círculo que traza en derredor de la mujer es estrecho inultrapasable (sic), lo que en ella clasifica de crimen, en él lo atribuye a la debilidad humana; de manera que, aislada la mujer en medio de su propia familia, de aquella de que dios la hizo parte integrante, segregada de todas las cuestiones vitales de la humanidad por considerarse la fracción más débil, son con todo obligadas a ser ellas las fuertes y ellos en punto a tentaciones, son la fragilidad individualizada en el hombre."



HOMENAJE A JUANA MANSO EN LA ESCUELA N° 1

EL SOL, VIERNES 17 DE SETIEMBRE DE 1965.

“Hoy a las 15, el personal directivo y docente de la Escueta N° l, rendirá homenaje a la educadora Juana Paula Manso en el local escolar de la calle Rivadavia y Sarmiento. Desarrollándose los actos conmemorativos conforme al siguiente progra­ma: 1) Himno Nacional Argentino, interpretado por el coro de la Institución; 2) Himno a Sarmiento (coro); 3) palabras por la rectora del col­egio Nacional y miembro del Instituto Sarmiento de Sociología e Historia, señora Rosa Bucich de Von Schultz; 4) entrega de un retrato de Juana Manso, obra del artista local René von Schultz van Esse, por el presidente del Instituto y rector del Colegio San Jorge, profesor Juan Carlos Lombán; 5) recepción del retrato y presentación del artista por la directora de la Escuela y miembro del instituto, señora Lila A. Giordano de Campelo; 6) “Rimas dedicadas a Sarmiento”, autoría de Juana Manso, recitadas por alumnos de 1° inferior; 7) dramatización a cargo de alumnos de 6°grado; 8) “Una Escuela”, poesía por una alumna de 6° grado y finalmente 9) “Adiós a la maestra”, canción. (coro)

Compilación Chalo Agnelli
Quilmes, 24 de abril 2015 
Biblioteca Popular Pedro Goyena

BIBLIOGRAFÍA
Agenda de las Mujeres, el portal de las mujeres argentinas, iberoamericanas y del mercosur.
http://agendadelasmujeres.com.arLewkowicz, Lidia F. “Juana Paula Manso (1819–1875): Una mujer del Siglo XXI”. Corregidor, Buenos Aires 2000.
Miguens, Silvia. “¡Como se Atreve!”, Ed. El Ateneo. 18 de agosto de 2011.
Mizraje, María Gabriela, “Argentinas de Rosas a Perón”, Biblos, Buenos Aires, Año 1999. 
Ocampo, Irene, Fernández, Elizabeth, para RIMAweb 
Pigna, Felipe. “Mujeres tenían que ser”, Buenos Aires, Editorial Planeta, 2011.

NOTAS
[1] Capítulo IX - Título 16. Pp. 216 a 218
[2] El 25 de mayo de 1863 se había inaugurado la Escuela Pública N° 1 para varones que también albergaba a la Escuela N° 2 de niñas. Todavía la enseñanza no era mixta pues no se había dictado la Ley 1420.
[3] Escribió su creador Domingo F. Sarmiento el 1 de noviembre de 1858. “El objeto especial de esta publicación es tener al público al corriente de los esfuerzos que se hacen para introducir, organizar y generalizar un vasto sistema de educación.”
[4] “El 8 de julio de 1884 fue promulgada por el Gobierno del Gral. Roca, la ley 1420 de educación universal, gratuita, obligatoria, gradual y neutra, con el objetivo de formar un espíritu hegemónico nacional conforme a los ideales del laicismo positivista.” (Mario César Giordán)
[5] Recordamos que hasta ese entonces la mayor parte de las escuelas de primeras letras estaban bajo la égida de la Sociedad de Beneficencia y esta institución designaba a los maestros.

Fuente: https://elquilmero.blogspot.com.ar/2018/04/juana-paula-manso-18191875-patricia-de.html

12/4/18

Por Graciela Linari y Chalo Agnelli

Un año después de fundarse el 23 de octubre de 1912, en el partido de Quilmes la Escuela Normal Nacional, se crea en Florencio Varela una Escuela Normal Popular de Maestros a instancias, como pasó con la Normal Nacional de Quilmes, de los mismos vecinos del Partido. 


La creación fue el 25 de junio de 1911, en la ciudad de Mercedes, donde inició sus clases regularmente el 1 de abril de 1912. La de Varela fue la duodécima de las 40 que se crearon en la Provincia. 

Escribió el Prof. Luis Martínez Urrutia [1] en su libro “La escuela Normal Popular. Reseña histórica” (1955): “La carencia de maestros con título habilitante para desempeñar en la Provincia de Buenos Aires los cargos docentes de las escuelas públicas que se iban creando en su territorio, planteó a las autoridades escolares un problema urgente de difícil solución. Los diez y siete establecimientos nacionales que en la Provincia de Buenos Aires formaban maestros, apenas si daban en sus promociones los profesionales necesarios para llenar los claros por vacantes o los puestos de las nuevas escuelas creadas en las ciudades y en campaña”[…] 

El Consejo General de Educación de la provincia implantó, entonces, un sistema de exámenes libres para aspirantes al título de maestro infantil, exámenes que se recibían anualmente en períodos establecidos por tribunales examinadores integrados por inspectores seccionales […] 

La Escuela Normal Popular inició sus clases regularmente el 1º de abril de 1912 […] y durante todo el ciclo escolar desarrolló su benéfica acción docente preparando en sus aulas a los aspirantes a maestros infantiles […] 

Ese mismo año, las autoridades elevaron a la Dirección General de Escuelas una petición de reconocimiento fundada en el reglamento de creación de la Escuela Normal Popular. El Honorable Consejo de Educación resolvió dar validez y reconocimiento a los títulos que allí se expidieran, con igual reconocimiento que los expedidos por el propio consejo, nombró los tribunales examinadores y acordó las fechas para la celebración de exámenes.[2] (Chalo Agnelli)

LA ESCUELA NORMAL POPULAR DE MAESTROS DE FLORENCIO VARELA
Por Graciela Linari




Poco más de veinte años después de lograda su autonomía (1891), Florencio Varela tenía una población estimada en aproximadamente cinco mil habi­tantes preocupados, entre otros temas, por dar solución a la propuesta de instalar una usina para brindar alumbrado eléctrico al pueblo. La iglesia, en plan de remodelación, había recibido desde Francia por generosidad de la señora Esther Urdaquiola de Vázquez, sendas imágenes del San Juan Bautista y del Sagrado Corazón. Al frente del Municipio se hallaba Francisco López Romero y como presidente del Concejo Deliberante, Bartolomé Oliver.[3]

LOS VECINOS, POR LA ESCUELA

Apenas iniciado 1913, la Revista “Rivadavia”, órgano editado por el Con­sejo Escolar del Distrito, informaba que se había constituido una comisión de vecinos que trabajaba “con encomiable y patriótico entusiasmo” para crear, en la localidad, una Escuela Normal Popular de Maestros.

Anunciaba la publicación que ya se habían efectuado varios nombramien­tos de profesores quienes, mayoritariamente, habían ofrecido su colaboración para llevar adelante la em­presa. Entre los nombres que cita figura­ban los doctores Salvador Sallares y Luis Bravo Zamora, para dictar ciencias físicas y naturales; las señoritas Virginia Vermeire, María Danilovich, Teresa Chimento y Celina Morando, para ense­ñar geografía, pedagogía, aritmética y labores y economía doméstica respectiva­mente; la señora M. A. E. de Arbe, para música y los señores Oscar V. Caminos, Pedro R. Monroy y Miguel Chimento, para historia, geometría y dibujo, instrucción cívica y educación física.

El establecimiento comenzó fun­cionando en el edificio de la Escuela N° 1 con una matrícula de 85 alumnos, bajo la dirección provisoria de la comisión orga­nizadora pero, lamentablemente, se des­conocen otros datos.

La denominación de “Popular” permite suponer que no estaba reconoci­da a nivel nacional, suposición que tam­bién avalan las materias a dictarse, ya que no figuran en el listado otras asignaturas que sí están citadas en el plan de cuatro años de estudios de las escuelas normales nacionales.


Antigua imagen de la Escuela N° 1, donde funcionó antaño la 
Escuela Normal Popular de Maestros
 (Periódico «Nueva Era», enero 1941)

VEINTE VECINOS


En su número especial de enero de 1941, el periódico “Nueva Era”, dirigi­do por Vittorio Emmanuelle Robertazzi, inserta una foto en la que se ve a una veintena de caballeros al frente de lo que podría ser la Escuela N° 1, y señala que se trata de los vecinos que, junto a otros, apoyaron el nacimiento de la Escuela Po­pular de Maestros. Incluye la nómina a Agustín Añorga, Carlos S. Borsani, Oscar V. Caminos, Rafael Catenaccio, Godofredo D. Coca, Severo y Juan Ramón Estévez, Eleuterio Fernández, Guillermo Gras, José Gustinelli, Agustín Irusta, Enrique Llanos, Ramón López, Ernesto J. Lozano, Inge­niero Mataloni, Pedro F. Monroy, Anto­nio L. Otero, Francisco Rolandelli, Jacin­to R. Sosa y Juan Terzaghi.

Acto Inaugural De La Escuela Normal Popular. Comisión Directiva Profesorado, y Autoridades Escolares de la Provincia y del Partido de Florencio Varela. Vista tomada en el año 1913, en la que apa­recen los vecinos de este pueblo, señores. Agustín Añorga, Eleuterio Fernández, Oscar Caminos, Severo S. Esteves, Antonio L. Otero, Ing. Mataloni, Ernesto J. Lozano, Enrique Lla­nos, Ramón López, Carlos S. Borsani, Juan Terzaghi, José Gustinelli, Rafael Catenaccio, Francisco Rolandelli, Agustín Irusta, Juan Ramón Esteves, Guillermo Gras, Godofredo D. Coca, Pedro F. Monroy, Jacinto R. Sosa, y otros, que resulta imposible individualizar.

CUATRO AÑOS Y QUINCE MATERIAS

Los aspirantes a la docencia, en la provincia de Buenos Aires, iniciaban la carrera cursando once materias: Matemá­tica, Historia, Geografía, Idioma nacional, Historia nacional, Francés, Pedagogía, Ejercicios físicos, Música, Labor y Tra­bajo manual. Como los establecimientos eran mixtos, los varones reemplazaban las labores por tareas de Agricultura.

En el segundo año las materias eran trece porque a las ya citadas se agre­gaban Práctica y Dibujo y caligrafía y, en el tercero, se sumaban otras dos: Litera­tura y Físico-química.

En el último año las materias a dictarse eran: Matemática, Historia, Geo­grafía, Idioma nacional, Historia nacional, Francés, Psicología, Música, Labor, Prác­tica, Dibujo, Física, Química e Instrucción Cívica.

Hasta el año 1915, la docencia era ejercida por preceptores o personas no diplomadas que, por lo mismo, no podían acceder a los cargos superiores e iban siendo desplazados paulatinamente por quienes ingresaban al sistema luego de haber cursado los estudios correspon­dientes en una escuela normal.

De la “Escuela Normal Popular de Maestras de Florencio Varela” egresaron numerosas maestras, pertenecientes a este pueblo y a otras localidades vecinas.

La escuela dejó de funcionar algún tiempo después, debiendo lamentarse la medida que privó al pue­blo de tan importante institución de enseñanza.

Colaboración de Graciela Linari
Compilación y compaginación Chalo Agnelli
Biblioteca Popular Pedro Goyena

FUENTE
Martínez Urrutia, Luis. “La escuela Normal Popular. Reseña histórica”.Mercedes, 1955 (Biblioteca Nacional del Maestro)
“Palabras con Historia” de Graciela Linari

NOTAS

[1] Luis Martínez Urrutia, escribano y profesor de enseñanza secundaria, fue presidente, director y profesor de la Escuela Normal Popular, rector y profesor del Colegio Nacional Florentino Ameghino, profesor de la Escuela Normal Justo José de Urquiza y comisionado escolar en la Ciudad de Mercedes.
[2] “La escuela Normal Popular. Reseña histórica” publicación realizada en Mercedes, Provincia de Buenos Aires en 1955. http://www.bnm.me.gov.ar Este libro puede consultarse en la Sala Americana de la BNM – SA 37 – 8 – 66 Puede ampliarse la información aquí presentada, consultando el proyecto de Plan de Estudios y Programas Sintéticos editado en Mercedes en 1915 –SA 39-10- y los planes de enseñanza publicados en 1916 –SA 39 – 2 –15.
[3] Bartolomé Oliver fue intendente de Florencio Varela. A fines de noviembre de 1909 por iniciativa se decidió el cambio de nombre de la calle Juan de la Cruz Contreras, que honraba la memoria del promotor de la creación del pueblo de San Juan (hoy F. Varela) por el del coronel Ramón L. Falcón. Luego como senador, fue uno de los que elaboró el proyecto de ley para declarar a Quilmes Ciudad y tuvo a su cargo la redacción y lectura del mismo ante la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires el 13 de julio de 1915.

Esta entrada pertenece al Blog El Quilmero, y fue publicada el 25 de marzo de 2018.