13/8/13

PLAGAS BIOLÓGICAS
EN EL ARCHIVO

Uno de los problemas frecuentes en los Archivos y bastante difícil de resolver, es el ocasionado por las plagas biológicas; entre ellas, particularmente, los hongos suponen un motivo de preocupación permanente para los responsables de los fondos documentales, tanto por su incidencia sobre el acervo custodiado como por las eventuales consecuencias sobre la salud humana. Colegas de otros países nos hacen llegar algunas referencias bibliográficas para estudiar con mayor detalle este tema.
¡Gracias Eliana Lobo de Oliveira y Olga Beatriz Maldonado Sierra!

DETERIORO BIOLÓGICO. ¿POR QUÉ SE OCASIONA?

El papel es una fuente nutricional para diferentes organismos y microorganismos, no sólo por su naturaleza constitutiva, sino por todos los compuestos orgánicos que intervienen en su manufactura, tales como las tintas, colas vegetales y animales, y materiales de encuadernación, como cartones, cueros, telas, etc. Los factores que propician la aparición y desarrollo de organismos y microorganismos en general son los ambientes húmedos, calientes, oscuros, de poca ventilación y mal mantenimiento. Por otra parte, como es un material higroscópico , la humedad concentrada en él crea un medio propicio para el desarrollo de hongos y bacterias.

Hongos

Son estructuras pluricelulares, vegetales, con un metabolismo que les permite alimentarse del material orgánico. Se desarrollan en determinadas condiciones ambientales de temperatura y humedad. Sin embargo, todo depende de la especie, pues algunos pueden crecer en condiciones de poca humedad y temperaturas bajas.

Se reconocen a simple vista por la presencia de manchas de coloraciones diversas, que van desde la gama de los violetas, hasta los verdes, azules y marrones. Al observar la presencia de hongos, se debe determinar si se encuentran activos o no.

El hongo activo se aprecia húmedo y acompañado de puntos de apariencia seca, pulverulenta o algodonosa, que se conoce como Micelio. Las manchas de coloración que lo acompañan, las cuales son producto del metabolismo del microorganismo, que no han penetrado el soporte y que se aprecian sólo por un lado de la hoja, se les denomina como manchas superficiales. A la pigmentación o manchas de coloración más intensa, que ha penetrado completamente en el soporte se le llama manchas profundas. La coloración de las manchas no depende de la especie, sino del origen del material orgánico del que se alimentan.

La acción de estos microorganismos genera el debilitamiento de los soportes en extremo, dándole una apariencia húmeda y afelpada, lo que progresivamente ocasiona perdidas o faltantes de soporte, hasta la degradación total. En las encuadernaciones, la acción de estos microorganismos algunas veces suele pigmentar el material del recubrimiento y debilitar el material interno del empaste.
La presencia de hongos sobre el papel puede causar problemas dermatológicos o respiratorios a quienes los manipulan. Por este motivo se aconseja tomar precauciones a la hora de manipular o consultar el material contaminado, utilizando elementos de seguridad, tales como: guantes, tapabocas y prendas de protección. Igualmente se recomienda realizar saneamientos periódicos en los depósitos y áreas de archivo como medida preventiva.

Los hongos, mohos, levaduras y bacterias se alimentan de materias orgánicas, y como resultado de su metabolismo producen gases que huelen mal. Los productos orgánicos descompuestos no solo son inútiles para la nutrición de los humanos sino que los microorganismos que llegaron primero pueden ser letales si son consumidos.

Algunos de estos microorganismos se reproducen por esporulación, es decir, emiten esporas que planean sobre las corrientes de viento circundante hasta posarse en un nuevo substrato. Las bacterias aunque no se reproducen de la misma forma sí son campeonas aéreas. Se sabe que el aire que respiramos está habitado normalmente por múltiples cepas bacterianas, sin embargo, confíe en su nariz, si algo huele mal, seguramente la concentración de bacterias en el aire es peligrosa.

Muchas enfermedades respiratorias, de la piel y del tracto digestivo están directamente relacionadas con contaminación por agentes microbianos que se podrían haber evitado simplemente manteniendo una rutina de desinfección en los recintos que habitamos.

Es necesario desinfectar las bibliotecas y los archivos periódicamente, sin embargo generalmente se efectúa esta labor de forma inadecuada debido a que el principio inhibidor no entra en contacto con la totalidad de las superficies. En un libro, la superficie a desinfectar es la sumatoria de las superficies de cada una de las caras de las hojas, esto significa que una desinfección ideal para libros debería hacerse hoja a hoja.

Muchos de los más autorizados bibliotecólogos y técnicos de archivos del país (Colombia) ya han entendido esto. A los hongos les gusta el papel, se alimentan de él y en él viven. Por lo tanto la tarea de eliminarlos se hace dispendiosa. InQBar Ltda. es una empresa colombiana que se ha especializado en este tipo de desinfecciones. Ha encontrado un proceso en el que se guarda el equilibrio entre la calidad, el tiempo de proceso y el precio. El proceso puede ser efectuado con la biblioteca en pleno funcionamiento y es posible procesar entre 3000 y 5000 libros diarios.

Dicha empresa publicita su producto en los siguientes términos:  


BFV380, Solución Efectiva para Desinfectar los Libros.

Un Desinfectante concebido y diseñado para combatir el problema del ataque biológico en bibliotecas y archivos documentales pues es efectivo contra insectos, hongos, mohos, levaduras y bacterias, es estable en medios con pH riguroso o cambios del mismo y a temperaturas altas o bajas, esto garantiza su permanencia como agente desinfectante por un tiempo prolongado. 

BFV380 es compatible con el color original del papel, con los pegantes de la estructura física del libro, material de empaste y tintas de impresión lo cual lo cataloga como el compuesto ideal, único en la industria para la desinfección bibliográfica.

Al aplicar BFV380 en aspersión directa sobre el sustrato (las hojas de papel atacado) en tamaño de gota "punto de niebla" (sin superar el porcentaje de humedad recomendado) el desinfectante es incorporado al libro, inhibiendo y destruyendo las colonias de hongos en formación y destruyendo los huevos que los insectos amigos del papel han dejado atrás.


En la Universidad Javeriana, la Universidad de la Sabana, La Biblioteca Luis Angel Arango, la Universidad de Antioquia, entre otros, se ha probado con éxito el servicio de desinfección de bibliotecas. Algunas de estas instituciones han confiado sus reliquias históricas, “incunables” al proceso.

A NUESTROS LECTORES: ¿ALGUNO HA EXPERIMENTADO CON ESTE PRODUCTO? ¿QUÉ RESULTADOS OBSERVARON? DESEARÍAMOS INFORMARNOS SOBRE LOS EFECTOS OBTENIDOS.


Bibliografía:

Relevamiento Microbiológico del Aire y de Materiales Almacenados en el Archivo Histórico del Museo de La Plata, Argentina y en el Archivo Nacional de la República de Cuba 

JORNADAS MONOGRÁFICAS PREVENCIÓN DEL BIODETERIORO EN ARCHIVOS Y BIBLIOTECAS, Instituto del Patrimonio Histórico Español 

Moho - Universidad de Iowa

Biblioteca Nacional de Venezuela - Centro Nacional de Conservacion de Papel Centro Regional IFLA-PAC para América Latina y el Caribe http://www.bnv.gob.ve/pdf/Conser14-2.pd

Emergencias com Pragas em Archivos e Bibliotecas
Por Sherelyn Ogden, Lois Olcott Price, Nieves Valentin e Frank Preusser, Rio de Janeiro (2001)
PREFEITURA MUNICIPAL DE CAMPINAS. MANUAL DE CONTROLE INTEGRADO DE PRAGAS
http://www.campinas.sp.gov.br/sa/impressos/adm/FO086.pdf

Centro de Tecnologia das Radiações do Ipen (CTR), Obras de arte tratadas pela radiação
http://www.margotcrescenti.com.br/raio_gama_5.html

Véanse nuestras entradas previas bajo la etiqueta Conservación, especialmente de fechas: 04/07/11, 04/08/11, 04/04/13, 13/04/13.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada