3/10/15

COMBATIR INSECTOS BIBLIÓFAGOS
 "PECECITOS DE PLATA"

Algunos insectos vienen de visita... y deciden quedarse. En verano, la presencia de algunos bichitos se hace especialmente notable. Hormigas, cucarachas y moscas son los más conocidos; pero también lo son esos que llamamos "pececillos de plata" o "elias"


Su nombre científico es Lepisma saccharina. El "pececillo de plata", también conocido como la lepisma de la harina, la lepisma del azúcar, traza o la sardineta, es una especie de insecto tisanuro de la familia Lepismatidae, ágil y con una fuerte fototaxia negativa (huye de la luz), lo que hace rara su observación. El nombre de la especie deriva del brillo gris metálico de su cuerpo. Las lepismas viven de materias vegetales diversas, como moho, papel y alimentos amilosos (con almidón), como la cola de encuadernar libros o el apresto para la ropa. Cuando encuentran una fuente de alimento, tratan de construir sus nidos tan cerca de ella como sea posible.

Pertenece a un grupo muy antiguo, los tisanuros, con restos fósiles de cerca de 400 millones de años de antigüedad. Los tisanuros son considerados los insectos verdaderos de rasgos más primitivos, careciendo primariamente de alas (en otros insectos esta carencia es el resultado secundario de su pérdida evolutiva).

Son de una coloración que varía de blanca a marrón-gris o azul-plateada, tienen el cuerpo aplanado y alargado y una longitud hasta de una pulgada; no tienen alas; tienen unas largas antenas; y los adultos viven de 1 año a 3 años. Son totalmente inofensivos: no producen picaduras y son tan rápidos corriendo como reproduciéndose. Sus depredadores naturales son los insectos conocidos como tijeretas (Forficula auricularia), los ciempiés y las arañas.

Los alimentos favoritos del pececillo de plata son los que contienen almidón u otros polisacáridos como la dextrina de los adhesivos empleados en la encuadernación de libros o la gelatina de las fotografías. También papel viejo, azñucar, caspa, cabellos y suciedad. Pero no despreciará sustancias como algodón, lino, seda, incluida seda artificial, e incluso insectos muertos o su propia exuvia (piel mudada). Conducido por su hambre, un pececillo de plata puede incluso darse un capricho con ropa de piel y tejidos hechos con ciertas fibras artificiales. Sin embargo, como muchos insectos, es capaz de interrumpir su actividad vital durante varios meses sin sufrir daño apreciable.

L. saccharina es capaz de digerir la celulosa debido a que es capaz de producir celulasa, una enzima que degrada la celulosa, cosa extremadamente rara en los animales; la inmensa mayoría de los animales herbívoroa, incluso los insectos xilófagos (comedores de madera) poseen microorganismoa simbióticos en el tubo digestivo que realizan dicha digestión. Solo se conocen dos animales capaces de producir celulasa, L. saccharina y el molusco bivalvo Teredo navalis, que taladra madera.

El daño provocado por los peces de plata, que no dejan residuos, consiste en un raspado muy limpio e irregular, que puede ocasionar perforaciones cortas, parecidas a las que producen las ratas. Si se trata de raspaduras superficiales, poniendo el material contra la luz se observan zonas transparentes. En cuero y pergamino son típicas las perforaciones con forma de embudo y el que sean devoradas las decoraciones que contienen más cantidad de cola o aglutinante. Por la facilidad de meterse entre las hojas de papel, en lugares en que siempre hay oscuridad, estos insectos pueden actuar día y noche.

Su hábitat ideal es la humedad y no les gusta la luz. Por eso es normal verlos en cuartos de baño. Acostumbran a salir cuando movemos muebles: saben que es un lugar de sombra y suelen instalarse ahí. También es habitual verlos en los zócalos del suelo, los marcos de las puertas, porque se alimentan de silicona. 

Cómo evitar los "pececillos de plata" 

Hay una serie de pautas que nos pueden servir para reducir el número de lepismas, pero nunca eliminarlos; siempre habrá aunque no los veamos. El mejor antídoto es el saneamiento periódico, por lo menos una vez al año: mover y limpiar todos los libros y, apenas se lo vea... eliminarlo. Lo primero es verificar que no haya ningún tipo de problema de humedad o goteras. 

Limpiar bien el piso a menudo para eliminar los restos de comida, hilos de ropa y restos de nuestra propia piel muerta (pelusas y demás). 

Sellar todas las grietas o agujeros que hay entre las racholas, en las esquinas, en los marcos de las puertas , en las luces de los techos, etc. Para tapar las grietas habrá que usar cemento y no silicona, que sería como alimentarlos. 

Como los pececillos de plata hembras pueden poner hasta 100 huevos durante su término de vida, es de gran importancia enfrentar una infestación con rapidez. Las ninfas se desarrollan más rápidamente en áreas húmedas y, por ende, una forma de prevenir esta plaga es controlar la humedad. Los huevos y los adultos deben ser fumigados para eliminar la presencia de esta plaga destructora. Usted puede optar por usar canela como un repelente, pero un tratamiento efectuado por un profesional es necesario para eliminar la población de pececillos de plata. Comuníquese con un experto en el de control de plagas de su localidad para discutir métodos de tratamiento.

La erradicación y prevención de los daños ocasionados por el pececillo de plata a los documentos de bibliotecas y archivos se puede realizar de múltiples maneras: 

1. Sometiendo al vacío los perímetros de las habitaciones en que el pececillo de plata acostumbra a ocultarse debajo de los zócalos y entarimados durante el día. 

2. Poniendo trampas o cartones engomados para insectos en los lugares en que parezca que pueda haber pececillos de plata. Por la noche, cuando se muevan, quedarán atrapados. 

3. Poniendo silicagel (dióxido de silicio), en polvo muy fino, en el espacio vacío situado debajo del estante o cajón inferiores de los armarios en que estén almacenados los objetos. Quizás haya que efectuar un agujero de 0,5 cm para llegar a los espacios vacíos detrás de los armarios. La silicagela es un secativo que mata a los pececillos de plata secándolos. Si se espolvorea (puede hacerse combinándola con un insecticida, el piretro) detrás de los armarios y vitrinas, el pececillo de plata no puede reptar hasta el mueble sin tropezar con el producto, siendo, así pues, repelido o resultando muerto. 

4. Usando tiras de resina insecticida en espacios cerrados, sobre todo para colecciones de manuscritos, libros raros y grabados. Las tiras de resina insecticida contienen Vapona (DDVP), insecticida que se volatiliza a partir de la tira de resina y llena un espacio cerrado con sus moléculas. Se trata de un fumigante flojo y al cabo del tiempo acabará con todas las fases de los insectos en el interior del espacio cerrado. La proporción normal de aplicación es una tira por cada 28 metros (mil pies) cúbicos de espacio. Este tipo de aplicación química está reservado a los espacios cerrados, como armarios, bóvedas, cajas fuertes y pequeños almacenes, no a espacios abiertos y públicos, en los que la ventilación arrastrará los vapores a la atmósfera. ATENCIÓN: La Vapona es un insecticida de la clase de los organofosforados, altamente tóxico, prohibido en la mayor parte del mundo para cualquier uso.

5. Aplicando pulverizaciones de insecticidas líquidos residuales a los perímetros de las habitaciones y en la parte inferior de todas las estanterías con libros y documentos, prestando especialmente atención a la juntura del suelo con las paredes y entarimados. En todo caso, un pesticida químico (diluido en agua) repartido por los rincones (especialmente detrás de los sanitarios del baño y bajo la madera) puede acabar con casi todos. También puede valer el ácido bórico, un polvo blanco (inofensivo para las personas) que esparciremos por esquinas, rincones y grietas. 

Pasados unos días, y de modo preventivo, podemos colocar bolsas con un desecante (del tipo silica gel). Absorberá la humedad creando un hábitat que evitarán los lepismas.

6. Inyectando en ranuras y grietas cantidades pequeñas de insecticidas líquidos en la parte posterior de los armarios y vitrinas que se apoya en las paredes. 

7. Suprimiendo la humedad, por ejemplo, reparando las cañerías con fugas, en torno a las piletas, los cuartos de aseo y talleres, en que puede prosperar una población de pececillos de plata gracias a la humedad elevada. 

8. Reduciendo el número de habitáculos posibles del parásito mediante productos de calafateo y el enlucido de las grietas y huecos.

9. Acabar pues con los pececillos de plata es harto difícil. Los expertos recomiendan rociarlos con alcohol etílico y hacerlo también en el nido, si somos capaces de encontrarlo (estará siempre en lugar oscuro y húmedo). 

Canela
Clavo de olor
10. Uno de los métodos caseros comúnmente utilizado para repeler al pececillo de plata, es el uso de canela y clavo de olor molido. Es sabido que los pececillos de plata tienen aversión a la canela y, en consecuencia, huyen de áreas contaminadas con canela. Sin embargo, aunque la canela puede prevenir que los pececillos de plata infesten ciertas áreas dentro de su casa, en sí misma no puede controlar una infestación existente. La canela no fumiga a los pececillos de plata ni a los huevos.

GEL DE SÍLICE

El gel de sílice, también conocido como Silicagel, es un producto absorbente, catalogado como el de mayor capacidad de absorción de los que se conocen actualmente.

Es una sustancia química de aspecto cristalino, porosa, inerte, no tóxica e inodora, de fórmula química molecular SiO2 nH2 O, insoluble en agua ni en cualquier otro solvente, químicamente estable, sólo reacciona con el ácido fluorhídrico y el álcali. Es un compuesto de hidróxido de sílice deshidratada (hidrifilico). La sílice cristalina es un componente básico de tierra, arena, granito y muchos otros minerales. Existe en diversas formas, siendo la más común el cuarzo. Calentando el cuarzo u otra forma de sílice a temperaturas superiores a los 800 °C puede cambiar a la forma de sílice cristalina conocida como tridimita, y si la sílice cristalina se calienta a más de 1400ºC, puede cambiar a la forma de sílice cristalina conocida como cristobalita. El contenido en sílice de las diferentes formaciones de roca, como la piedra arenisca, el granito y la pizarra, varía entre el 20 % y casi el 100 %. En nuestro país la sílice es extraída del lecho de los ríos argentinos y uruguayos.

Existen diferentes tipos de bolsas desecantes de gel de sílice para embalajes, según las especificaciones de los productos a embalar.
Bajo diferentes métodos de fabricación, se consiguen diferentes tipos de gel de sílice/silicagel con diversas estructuras del poro, pudiendo llegar algunos a absorber hasta un 40% de su propio peso en agua.

Gracias a su composición química única y a su estructura física, el gel de sílice/silicagel posee unas características incomparables con otros materiales similares, por ejemplo la alta absorción, funcionamiento termal estable, característica física estable, fuerza mecánica relativamente alta, etc...

Según el diámetro del poro se categoriza el gel de sílice/silicagel como de poro fino o macro poroso, cada uno de ellos con una capacidad diferente de absorción en función de la humedad relativa, por lo que la elección del tipo debe ajustarse según las condiciones de utilización.

El gel de sílice/silicagel también puede diferenciar la absorción de diferentes moléculas actuando como un absorbente selectivo.

Es un producto que se puede regenerar, una vez saturado si se somete a una temperatura de entre 120-180 Cº (el gel de sílice/silicagel con indicador no debe pasar de 120 Cº) desprenderá la humedad que haya absorbido por lo que puede reutilizarse una y otra vez sin que ello afecte a la capacidad de absorción, ésta solo se verá afectada por los contaminantes que posea el fluido absorbido.

¿Para qué se utiliza el SILICA GEL?

La humedad atrapada en un producto envasado o acumulada durante el almacenamiento o transporte puede ocasionar daños significativos o afectar sus productos definitivamente. La estabilidad de muchas formulaciones farmacéuticas y reactivas de diagnóstico, por ejemplo, dependen directamente de que tan bien sea controlado el ambiente e integridad de éste.

Algunos daños causados por la humedad se relacionan con la aparición de hongos y algas que se sitúan en los bienes causando su mal funcionamiento, mal olor y descomposición. En el caso de piezas electrónicas y productos eléctricos, la humedad causa oxidación en las superficies metálicas, provocando desperfectos y, en algunos casos, pérdidas irreversibles. Dentro de las actividades industriales que requieren un riguroso control de humedad se encuentran: farmacéutica, curtiembres, metalmecánica, eléctrica, cinematográfica, electrónica, fotográfica, alimenticia, refrigeración.

Otras aplicaciones en las que se utiliza usualmente Silica Gel para evitar los efectos adversos del excesos de humedad son: archivo de documentos y papeles, conservación de objetos de arte (Museos), usos domésticos (placares, cajones, bauleras, etc.), entre otras.

Se utiliza también en mercadería en tránsito de exportación en container, barcos, embalajes cerrados. La condensación que produce la diferencia de temperatura dentro de los contenedores provoca humedad y vapores dentro del mismo por eso es utilizado para evitar la humedad de las mercaderías.

Utilidades del gel de sílice/silicagel
Existen diferentes tipos de gel de sílice/silicagel desecante, utilizándose principalmente:

SEQUEDAD ESTATICA 
Embalajes a prueba de humedad (materiales electrónicos y fotosensibles).
Aplicaciones de instrumental de precisión y eléctricos.
Comestibles.
Medicinas.
Armas.
Zapatos y ropa.
Productos de cuero.
Deshumificacíon de armarios o espacios cerrados.
Instrumentos musicales.

SEQUEDAD DINAMICA
Aire seco en almacenes, laboratorios farmacéuticos, fábricas de instrumentos de precisión y electrónicos.
Aire comprimido.
Deshidratación y refinería de gases industriales (hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, cloro, Co2, acetileno, metano, etano, propano, gas natural ... ).
Control de humedad medio ambiental.

DESHIDRATACIÓN DE LIQUIDOS
Deshidratación de solventes orgánicos (metanol, etanol, benceno, tolueno, keroseno, gasolina, acetona, ...).
Deshidratación de refrigerantes (amoníaco, freón, diclorometano, ...).
Deshidratación de aceite (transformadores, ...).

ABSORCIÓN Y SEPARACIÓN DE SUBSTANCIAS 
Separación de impurezas en la industria petroquímica.
Industria química sintética.
Estaciones de energía eléctrica.
Refinamiento de productos químicos orgánicos.

CATALIZADOR
Portador de catalizador o catalizador (industrias de productos petroquímicos, productos químicos orgánicos y productos químicos sintéticos).

ANÁLISIS Y PRUEBAS QUÍMICAS
Análisis y separación de materias orgánicas naturales y sintéticas.
Análisis cualitativos y cuantitativos de componentes o impurezas contenidas en medicinas.
Pesticidas.
Materiales medicina herbal.
Cereales.
Comestibles y productos químicos orgánicos.
Separación o refinado de algunas substancias.

ALGUNAS PRESENTACIONES COMERCIALES:

El gel de sílice en cápsulas está especialmente diseñado para ser utilizado en los tapones de los frascos en la industria farmacéutica, alimentaria...

El gel de sílice azul está constituido por gel de sílice de poro fino y cloruro de cobalto (indicador). Como su nombre indica es de color azul...
              El gel de sílice de poro fino es de color blanquecino, semitransparente y de aspecto cristalino...

La capacidad de absorción del gel de sílice macro poroso TS1 puede llegar por encima del 80% bajo humedad relativa saturada...

Es químicamente estable, resistente al fuego e insoluble en cualquier disolvente...
Fuentes: http://www.geldesilice.com/es/gel-de-silice/utilidades-del-gel-de-silicesilicagel/28
http://www.20minutos.es/noticia/1484056/0/insectos-casa/como-acabar-con/pececillos-plata/
https://es.wikipedia.org/wiki/Lepisma_saccharina
http://sogelectro.com/fichasELECTROLUBE/034SGL.pdf
http://es.orkin.com/otras-plagas/pececillo-de-plata/canela-para-el-control-del-pececillo-de-plata/
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=58739

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada