20/9/15

OTRAS ESCUELAS 
EL MISMO HORROR

Identificaron los restos de otro de 
“los pibes del Santa”
18 sep, 2015

El Instituto Santa Lucía es una de las escuelas privadas de Florencio Varela de mayor injerencia en la sociedad local. Durante años manejada por el rector Modesto Evaristo Rodríguez y el cura Francisco Motta. Rodriguez, un hombre que venía de ser docente en “correccionales de menores” en épocas en que en Argentina había intermitentes momentos de democracia, manejó el colegio con mano de hierro. Amigo del genocida Videla, siempre reivindicó el accionar de la dictadura. Con los años se conocieron sus maniobras de inteligencia para la Junta y las delaciones que hizo sobre alumnos y ex alumnos del colegio que dirigía. El libro y el documental “Los pibes del Santa” responden a esas revelaciones de la democracia. Recientemente uno de esos jóvenes fue identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense en una fosa de uno de los centros clandestinos de detención. Rodríguez, o “Tino” como lo llamaban, murió en 2003, refugiado en Mar del Plata.



Hace pocos días se conoció la noticia de que fueron identificados los restos de Julio Gushiken, uno de los “Pibes del Santa” de Florencio Varela desaparecido durante la dictadura militar. Los de su primo Horacio habían sido hallados en 2004.

La información fue revelada por Hugo Gushiken al programa “Entre Todos” de la radio de la Universidad Arturo Jauretche de Varela, y confirmada a Argenticias por otra hermana de Julio quien además destacó que los restos fueron identificados durante el transcurso de este año y que ahora la familia pudo recuperarlos.

El domingo se hará una misa en la iglesia San Juan Bautista de la misma localidad para dar cierre a un duelo que parecía interminable. Hugo Gushiken le contó a este portal de noticias que su hermano tenía 22 años al momento de ser secuestrado.

El cuerpo de Julio fue hallado en el Centro Clandestino El Banco gracias al trabajo del Equipo de Antropología Forense. Este domingo luego de la celebración religiosa en la Parroquia San Juan Bautista será sepultado en el cementerio local.

En tanto Horacio Gushiken, su primo, había sido enterrado en una fosa común en Mar del Plata con signos de haber sido acribillado por la espalda. Y otro de los jóvenes del grupo de 10 de “los pibes del Santa”, Claudio Zurita, intentó refugiarse en la misma ciudad en 1979 escapando de los militares. Pero desde entonces, nada se sabe de él.

Un poco de historia

Quienes para 1987 estaban bien muertos, según Rodríguez, eran diez ex alumnos que entre 1977 y 1979 fueron secuestrados por las Fuerzas Armadas bajo las órdenes de Jorge Rafael Videla. En el año 2009, Néstor Denza, Rafael Britez, Eduardo Cartoccio y Julio Kaler, con la colaboración del Centro Monseñor Enrique Angelelli, realizaron un documental al respecto, Los pibes del Santa.

Teodosio Acuña, Daniel Demaestri, Angel Iula, José Lépore, Horacio y Julio Gushiken, Silvia Schand y los hermanos Gustavo, Sergio y Alejo Zurita habían comenzado allí su militancia estudiantil. Al momento de sus secuestros –cinco de los cuales ocurrieron en una redada entre el 23 y el 26 de mayo de 1978– los diez muchachos repartían su tiempo entre el trabajo social y la fábrica.

El Santa Lucía, enmarcado en una población con escasas posibilidades de acceso a la educación media, se había caracterizado por abrir sus puertas tanto a las familias más acomodadas como a los hijos de los trabajadores de las zonas rurales.

Sin embargo, pese a su apertura en este sentido, su rector era irreductible en lo ideológico. Tanto es así que en medio de un enfrentamiento con los alumnos, la siguiente leyenda apareció una mañana de 1974 frente al aula de 5º año: “Fuera perros comunistas Lépore y March”.

La frase venía a cuento del reclamo del Grupo de Resistencia Estudiantil Secundario (Gres) y la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) por la conformación de un centro de estudiantes. Por ello, los chicos habían distribuido en la puerta del colegio volantes solicitando un espacio en donde poder expresarse sin ser víctimas de persecuciones. Es que Rodríguez gustaba llamarlos “forajidos, irresponsables y subversivos”. Además se pedía el apartamiento del profesor Tamburo, sospechado de pertenecer a Coordinación Federal, el servicio de inteligencia de la Policía Federal.

“Tino” había ordenado la expulsión del alumno Horacio Gushiken.

Lo cierto es que los pibes eran todos buenos alumnos y muchos de sus docentes los recuerdan con gran afecto. Ángel Iula fue abanderado de la promoción 1974 y su nombre fue omitido en el homenaje que la institución hiciera en su décimo aniversario. El propio Rodríguez dio esta sintomática argumentación: “No sabemos dónde está, no sabemos si está de viaje, si está desaparecido o si se fue a vivir a otro lado”.

Pero sí se supo. Lépore, Acuña, Alejo Zurita y el matrimonio Iula-Schand fueron vistos en el centro de detención clandestina El Banco. Silvia Schand llevaba un embarazo de tres meses. Hasta hoy no hay datos acerca del paradero de ese bebé. Sergio Zurita fue visto en La Cacha y luego asesinado. Nunca pudo saberse nada de los secuestros de Claudio Zurita y Julio Gushiken. Daniel Demaestri fue conducido hacia lugar desconocido en el mismo automóvil en que iba Antonia Oldani de Reggiardo. Su historia se cruza con la de otro varelense desaparecido, Francisco Bartucci. Los restos de Horacio Gushiken fueron encontrados en una fosa común.

Fuentes: Radio Universidad Nacional Arturo Jaurtche y Miradas al Sur (Laura Lifschitz)
http://www.argenticias.com/2015/09/18/identificaron-los-restos-de-uno-de-los-pibes-del-santa/
VÉASE https://www.youtube.com/watch?v=NPDRTt8ZA7E
Película completa http://filmlospibesdelsanta.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada