21/9/15

ERGASTA B. TOGNATTI
 MAESTRA FUNDADORA 
11 DE SETIEMBRE
por Chalo Agnelli


Nuestro habitual colaborador, el Profesor Chalo Agnelli, publicó la siguiente nota a propósito del 11 de setiembre, Día del Maestro en nuestro país.


En 1912: “...una joven maestra motivada por el ánimo que impulsó a Pestalozzi, a Sarmiento, a W. Morris a Almafuerte, salvando calles barrosas intransitables, comenzó a llamar a todas las puertas del barrio La Colonia instando a mandar a los niños a la escuela que acababa de crearse. Fue modelo de docencia, maestra por antonomasia y fundadora de la escuela N° 17, Coronel de Marina Leonardo Rosales”[1]

Ergasta Tognatti nació en Quilmes, en 1889, era hija de José Tognatti y Enriqueta Benavides; comenzó a ejercer la docencia con certificado de “segundo grupo”, a partir del 27 de junio de 1904, tenía 15 años. Después de una breve experiencia inicial en la N° 7, ingresa con diploma oficial obtenido en 1907, a la escuela N° 4 de Berazategui, con la familia Lanz, [2] fundadores, docentes y directores de esa institución - hoy, la N° 1 del Distrito de Berazategui -. Además, fue profesora en el Quilmes Preparatory School que dirigía la docente Dorothy M. Williams.

El 1° de octubre de 1912, con un sueldo de $ 195, se hace cargo de los 41 alumnos y de la escuela N° 17 que, había tenido una primera fundación frustrada, en 1905, en el barrio La Colonia, por un período de tan sólo tres meses y medio. Ergasta permanece en la institución hasta 1926.

El 17 de setiembre de 1962, una comisión creada con el fin de homenajear al Magisterio Quilmeño, integrada por Miguel José Silva Rey y Fernando Lara y la asesoría de Víctor Giordano organizó un homenaje a la maestra Ergasta Tognatti en sus instalaciones. La docente de 73 años asistió con su hermana Mentana Tognatti de Carosini, también maestra de extensa trayectoria y directora desde 1918 hasta 1936 de la escuela Nº 20. 


La fiesta contó con una asistencia tan nutrida que las considerables dimensiones del salón de la institución no dieron a vasto. Actuó un coro alumnos de la escuela 17. El pianista Pedro Mergassi y los concertistas y compositores de guitarra Agustín Draghi y Carmelo Trapani – este último también ex alumno - ofrecieron diversas interpretaciones. De entre los que fueron sus alumnos el Sr. José La Plena fue el encargado de representar a todos con un breve discurso. Otro de sus alumnos el poeta Juan Lorente recitó un poema de su autoría dedicado a la docente. Se le obsequió un artístico pergamino realizado por el artista y ex alumno Gerónimo Narizzano y una medalla de oro de la joyería La Plena. En nombre del ministro de educación Sr. José D. Méndez saludó a la docente el Inspector Dr. J. Jelemour.


Rescatamos del tiempo un trozo del discurso del Dr. Jelemour (Texto extraído de “Las Escuelas”), parangonando la figura de la Srta. Ergasta con la idea que Domingo Faustino Sarmiento tenía del Maestro: “Los maestros de escuela son en nuestra sociedad moderna los artífices oscuros a quienes está confiada la tarea mayor que puedan realizar los hombres, que es completar la obra de la civilización del género humano. Sólo en estos últimos siglos y en algunos pueblos adelantados, esa obra ha ido más allá de ciertos sectores sociales y se ha generalizado a todas las clases y a todos los individuos. El hecho de que todas las clases e individuos de un pueblo, sean varones o mujeres, niños, adultos, ricos o pobres, reciban educación es nuevo en la Tierra. Aunque de manera imperfecta, ya lo encontramos en algunos pueblos de Europa y América. Esta generalización de la cultura se da tanto en países habitados desde hace mucho tiempo como en países jóvenes, lo que demuestra que no es tanto resultado del tiempo como de la voluntad, que es una exigencia de la época. La imprenta hace libro el caudal de conocimientos elaborados por la humanidad y pone al alcance de la especie humana esa obra que es fruto de siglos de observación de estudio y de confrontación. Quien lee un libro llega a saber tanto como quien lo escribió. 


El humilde maestro de escuela de una aldea pone toda la ciencia de la época al alcance del hijo del labrador, a quien enseña a leer. El maestro no inventa la ciencia, ni la enseña; tal vez sólo conoce rudimentos de ella, y la ignora en su conjunto. Pero abre las puertas cerradas al hombre naciente, lo pone en relación con el mundo, con el siglo, con otras naciones, con el conjunto de conocimientos que ha elaborado, con la humanidad.” [3]

Muchas otras personalidades, personajes y familias poblaron el barrio con sus recuerdos y le dieron un perfil y progreso. Pintar a una familia es describir una época y sus circunstancias; un grupo social, tradiciones y distinguir los postulados culturales que los identifica y resultan espejo de su comunidad. Sólo podemos nombrar unos muy pocos.

de "Maestros y Escuelas de Quilmes" Ed. Jarmat, 2004
de Chalo Agnelli
NOTAS

[1] Texto del Sr. Jorge Silva Rey en la Memoria y Balance del Club Alsina – 1962/63 
[2] Atanasio A. Lanz, obtuvo para Quilmes y la educación, entre otros muchos bienes de progreso, la designación de Ciudad, la Escuela Normal, el primer gremio docente, la supresión de la pizarra individual sustituyéndola por el cuaderno de clase, etc. 
[3] Este texto fue leído por el autor en ocasión del centenario de la E.G.B. N° 17 el 16 de agosto de 2005.

Fuente: http://elquilmero.blogspot.com.ar/2015/09/ergasta-b-tognatti-maestra-fundadora-11.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada