6/3/13

DECLARACIÓN UNIVERSAL 
SOBRE LOS ARCHIVOS

La Declaración Universal sobre los Archivos fue adoptada, en la celebración de la 36ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO el 10 de noviembre de 2011.

La Declaración fue desarrollada por un grupo de trabajo especial del Consejo Internacional de Archivos, y ha sido aprobado por el ICA (Council on Archives) como un pilar fundamental de su estrategia de divulgación y promoción. La Declaración es un paso importante para mejorar la comprensión, conciencia e importancia que tienen los archivos en la sociedad moderna.


DECLARACIÓN

Los archivos custodian decisiones, actuaciones y memoria.
Los archivos conservan un patrimonio único e irremplazable que se transmite de generación en generación.
Los documentos son gestionados en los archivos desde su origen para preservar su valor y su significado.
Los documentos son fuentes fiables de información que garantizan la seguridad y la transparencia de las actuaciones administrativas.
Juegan un papel esencial en el desarrollo de la sociedad contribuyendo a la constitución y salvaguarda de la memoria individual y colectiva.
El libre acceso a los archivos enriquece nuestro conocimiento de la sociedad, promueve la democracia, protege los derechos de los ciudadanos y mejora la calidad de vida.

POR ELLO, NOSOTROS RECONOCEMOS:

El carácter único de los archivos como fieles testimonios de las actividades administrativas, culturales e intelectuales y como reflejo de la evolución de las sociedades;
El carácter esencial de los archivos para garantizar una gestión eficaz, responsable y transparente, para proteger los derechos de los ciudadanos, asegurar la memoria individual y colectiva y para comprender el pasado, documentar el presente para preparar el futuro;
La diversidad de los archivos para dejar constancia del conjunto de actividades de la humanidad;
La multiplicidad de soportes en los que los documentos son creados y conservados: papel, audiovisual, digital y otros de cualquier naturaleza;
El papel de los archiveros, profesionales cualificados, con formación inicial y continuada, sirven a la sociedad garantizando el proceso de producción de los documentos, su selección y su conservación para facilitar su uso;
La responsabilidad de todos los ciudadanos, gestores y responsables públicos, propietarios y/o custodios de archivos públicos y privados, archiveros y otros profesionales del campo de la información en la gestión de los archivos.

POR LO TANTO NOS COMPROMETEMOS A TRABAJAR CONJUNTAMENTE PARA QUE:

Se adopten y se apliquen políticas y normas legales en materia de archivos;
Todos los organismos públicos o privados que producen y utilizan documentos en el ejercicio de sus actividades valoren y ejerzan eficazmente la gestión de sus archivos;
Se doten los recursos adecuados para asegurar la correcta gestión de los archivos, incluyendo profesionales debidamente cualificados;
Los archivos sean gestionados y conservados en condiciones que aseguren su autenticidad, fiabilidad, integridad y uso;
Los archivos sean accesibles a todos, respetando las leyes sobre esta materia y las relativas a los derechos de las personas, de los creadores, de los propietarios y de los usuarios;
Los archivos sean utilizados para contribuir al desarrollo de la responsabilidad de los ciudadanos.

Adoptada por la Asamblea General del Consejo Internacional de Archivos, Oslo, septiembre de 2010.
Adoptada en la 36ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, parís, noviembre de 2011.

Fuente: http://www.archivonacional.cl//Vistas_Publicas/publicContenido/contenidoPublicDetalle.aspx?folio=6978&pagina=1
Agradecemos a la Arch. Vilma Castro (Uruguay)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada