17/11/12

LA ESCUELA NORMAL 
Y LA VIDA CULTURAL (1)

CREACIÓN DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL SANMARTINIANA DE QUILMES – 1960
Prof. Chalo Agnelli (Adaptado)

El 2 de julio de 2011, la Asociación Cultural Sanmartiniana de Quilmes [1] celebró el 50º aniversario de su fundación. Esta noble entidad histórica realizó durante las cinco décadas una notable labor a favor de la memoria histórica y la honra al Padre de la Patria, incorporando a mujeres y hombres sin distinción ideológica, social, religiosa o racial dispuestos a distinguir esas premisas. 

PRIMEROS PASOS

Tuvo el profesor Orlando Dardo Cella una profesión de fe hondamente sanmartiniana y fue desde el aula y desde las instituciones culturales a las que perteneció un fiel y constante transmisor de la vida y la obra del Libertador General San Martín.

El Instituto Nacional Sanmartiniano [2]dependiente, desde el 6 de agosto de 1944, por el decreto N 22.131, del Ministerio de Educación y Justicia, hizo pública las nuevas disposiciones establecidas por el decreto-ley Nº 1368, del 5 de noviembre de 1958, según el cual se promovía la “creación en el país de múltiples asociaciones culturales sanmartinianas autónomas, destinadas a difundir el conocimiento de la cultura sanmartiniana y a glorificarla memoria del prócer en su respectiva zona de influencia.”

Siendo el Prof. Orlando D. Cella, maestro - luego vicedirector y director - de la Escuela Museo “Pedro de Mendoza” Nº 9 del Consejo Escolar 4º, ubicada en la calle “Vuelta de Obligado” del barrio de La Boca - conocida popularmente como la Escuela de Quinquela Martín, su director Orlando Tarrio Larmeu, prestigioso profesor de música, lo invitó a visitarlo en la sede del Instituto Nacional Sanmartiniano, del que era secretario y le propuso organizar en el partido de Quilmes la Asociación “dándole los detalles, características y misión fundamental que debía tener esa nueva filial.” [3]

Cuenta el Prof. Cella que en aquel encuentro que mantuvieron, Tarrio: “Deja muy en claro que la entidad que ha de crearse puede no sólo ocuparse de San Martín, con exclusión de los demás próceres y pone énfasis al señalar que el Instituto Nacional Sanmartiniano no quiere ‘endiosar’ A San Martín ni exaltar su figura en desmedro de otros próceres argentinos o extranjeros, por lo tanto, no debe esta ausente en los homenajes o celebraciones a otros grandes hombres de la Patria, entre otras razones porque tal era el criterio del propio Gral., San Martín, admirador del mérito allí donde lo hubiera…”

Motivado el Prof. Cella accedió y el 12 de mayo de 1960 recibió una nota del Instituto (Nº 6093), informándole que teniendo en cuanta sus antecedentes sanmartinianos lo invitaban a crearla y solicitaban “una nómina de cinco ciudadanos destacados (varones o mujeres) que, por su prestigio, su amor a la patria y su reconocida moralidad, pudiera integrar la comisión organizadora local”. Firmaban la carta como presidente el general de brigada (R.A.) Ernesto Florit y el Prof. Tarrio Larmeu como secretario.

AVANCES 

Prof. Orlando Dardo Cella 
El 29 de julio, el Prof. Cella responde agradeciendo la nota del Instituto y envía la nómina de ciudadanos destacados de Quilmes que integrarían la Comisión Organizadora de la A.C.S. local. Eran ellos: la profesora Catalina Borzi, rectora del Colegio Nacional de Quilmes, con domicilio en Garibaldi 92; la docente Lila A. Giordano de Campello, directora de la escuela Nº 1, con domicilio en L. Alem 348; el Dr. Tomás Otamendi, juez de paz, con domicilio en Paz 570; la Prof. Palmira Bollo Cabrios, con domicilio en Colón 399, el periodista e historiador José Goldar, con domicilio en Islas Malvinas 174 y don Hernán Barrera Nicholson, comerciante, con domicilio en Paz 777, todos de Quilmes.

SEGUNDOS PASOS

Un mes después, el 29 de agosto, siempre de 1960, las autoridades del Instituto envía la nota de aceptación de la nómina y solicita se forme con sus integrantes la comisión organizadora, a la cual, posterioriormente, se agregó el Prof. Alfredo Dunet, director de la Escuela Normal de Quilmes y lo proponen al Prof. Cella la presida. Cada una de las personas designadas recibió, a su vez, separadamente en su domicilio una carta invitándolos particularmente a integrar la comisión.

La Institución en dicha carta completa, como fundamento orgánico: “Como se trata de organizar una asociación autónoma, el Instituto Nacional Sanamartiniano limita su intervención a simples sugerencias, dejando a la iniciativa local la forma y los procedimientos a aplicar. En lo único en que el Instituto hace hincapié, para permitir el empleo de la denominación ‘sanmartiniana’ (S. D. Nº 10.274/46), es en lo relativo a la misión fundamental de la asociación (“glorificación del Libertador general Don José de San Martín”) y en la exclusión absoluta de toda cuestión que, como las de índole política religiosa o racial, dividan a los ciudadanos”

Además se ofrecía para asistir a la asamblea constitutiva la presencia de un representante de la Federación de Asociaciones Culturales Sanmartinianas.

PREPARATIVOS PARA LA ASAMBLEA

Después de numerosas reuniones, encuentros y lecturas de los pliegos de información sobre “Creación de las A.C.S.”; “Creación de los Distritos Sanmartinianos” y “Organización de la Federación de A.C.S.”, el 19 de abril de 1961, la Comisión Organizadora se reunió en el Colegio Nacional donde se resolvió, según consta en el acta Nº 1, presentar en un próxima encuentro una lista mínima de cincuenta socios, cantidad indispensable para realizar la Asamblea Constitutiva. Los presentes a su vez, adhirieron a los actos celebratorios, que en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento en el sesquicentenario de su nacimiento, se celebraron el 15 de mayo.

El 19 de mayo siguiente, la C.O. volvió a reunirse para presentar la lista de socios solicitada y se establece realizar la Asamblea Constitutiva el 2 de julio a las 18 hs. en el local de la Biblioteca de la Escuela Normal.


Vieja Escuela Normal donde nació la ACSQ
LA FUNDACIÓN

Realizadas todas las disposiciones necesarias para concretar la creación de la A. C. S. de Quilmes, el 2 de julio de 1961, en la Escuela Normal, Mitre 370, los integrantes de la C. O. y los potenciales socios invitados se reunieron en Asamblea. 

El acto fue presidido por le Prof. Cella y la Prof. Bollo Cabrios como secretaria. Los mismos explicaron minuciosamente todas las circunstancias que dieron origen a la institución que se creaba y las particularidades orgánicas y de funcionamiento de la misma. Concluida la exposición, los presentes manifestaron el deseo de constituirse mediante la siguiente declaración: “Los abajo firmantes, reunidos en Asamblea Constituyente, declaran su voluntad de constituir la Asociación Cultural Sanmartiniana de Quilmes, cuyo único y exclusivo objeto es la glorificación del Libertador General Don José de San Martín, interesando a la población de la zona en la cultura sanmartiniana, en la honra del prócer y en la custodia de los lugares destinados a venerar su memoria, existentes o a establecer en su jurisdicción. Asimismo, declárense decidido a colaborar en los objetivos propuestos y en el procurar la unión fraternal de todos los ciudadanos, bajo el signo augusto de la Patria que personifica San Martín.” [4] Junto a las firmas de los integrantes de la C.O. suscribieron todos los fundadores presentes, a saber:

Gerardo Ancarola, María de las Mercedes Avendaño de Hendriksen, Hernán Barrera Nicholson, Domingo Bayeta, Nélida P. J. de Bayeta, Julio Berbeni, Nélida Berbeni, Palmira Bollo Cabrios, Carlos Becherini, Carlos Cerdeira, Juan Carlos Casabona, Catalina Borzi, Rosa N. Bucich de von Scoultz, María A. Cano, Celiar Cella, Orlando D. Cella, Horacio Cichero, Tomás Diamendi, Alfredo J. E. Dunet, A. Fasce, Carmen Filippi, Silvina Genovese de Santetur, José Campelo, Lila A. Giordano de Campello, José Goldar, María E. González, Angélica B. Lacunza, Elizabeth Lifschitz (Ely Fontana), Juan Carlos Lombán, Claudio Morales Gorleri, Carlos Guillermo Maier, María A. Orihuela de Aguiló, Tomás Otamendi, Manuel R. Palacio, Teresa Aída Peña, Margarita Preliasco de Imperiale, Nelly Presa, Eladio del Pozo, Julieta H. Quebleen, M. Russo, Huego E. Serans, Renee von Schoultz van Essex, Eulalia Irma Talón de Chanel.

Decía el profesor Cella a los 47 años de su fundación: “… todos ellos han sido fecundos en realizaciones, en un quehacer institucional sin pausas.” Y hoy llegando a los 50 años podemos repetir esa frase. Memoria y respeto a los miembros fundadores que hoy ya no están, un saludo desde el corazón sanmartiniano a todos los asociados de hoy y especialmente a los que integran la Comisión Directiva de la ASOCIACIÓN CULTURAL SANMARTINIANA “SABLE DE LA GLORIA” 

Alumnos ganadores del Concurso Sanmartiniano de la Escuela Nº 23 con su maestra. A los lados Chalo Agnelli y Elizabeth Lifschitz (Ely Fontana) 

Actuales integrantes de la Comision Directiva de la ACSQ: Cristina Secco, Carlos Scott con su cámara, Celiar Cella, su esposa María Angélica de Baldrich, Carlos Espina, presidente, América Trgovcie, Mario Arencibia, Ana María Aispuru, Leonardo Grasso, Norma Ordoñez, Rosa Massone. 

[1] Nota realizada en base a la documentación facilitada al autor por el Prof. Orlando Cella el viernes 11 de julio de 2008
[2] /www.sanmartiniano.gov.ar/
[3]Ver enwww.elquilmero.blogspot.com/“Semana del Maestro, Por.f Orlando Dardo Cella - Un aristócrata de la vida" 9/9/2010 Etiqueta Personalidades y Personajes. 
[4] Acta Nº 3 de la A.C.S. de Quilmes

Publicado en 
http://elquilmero.blogspot.com.ar/2011/05/creacion-de-la-asociacion-cultural.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada